•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una nueva opción gastronómica pronto abrirá las puertas en la Avenida Bolívar, como parte de la inversión en el turismo capitalino. 

Con un monto de C$15.5 millones se construyó el tiangue San Antonio de Padua, cuya obra está a punto de finalizar.

Actualmente la estructura principal fue terminada, sin embargo trabajan aún en la zona de parqueo y el sistema eléctrico, entre otros detalles de lo que se anunció como una panadería que ofrecerá una gran variedad de este tipo de productos.

El proyecto comenzó a realizarse desde octubre del 2016 y originalmente se tenía pensado terminar labores en diciembre, sin embargo, los obreros señalan como la fecha de entrega planificada el 23 de febrero, aunque el día de apertura al público será determinada por el Gobierno Central.

Este tiangue se ubica en la entrada de la antigua Vicepresidencia y al costado norte del Arborétum, a unos 250 metros de la rotonda Hugo Chávez.

El tiangue se construyó con un estilo colonial, paredes blancas de concreto, pero simulando adobe, con techo de teja, una plazoleta al centro que culmina en una fuente con jardines y a su alrededor estarán las mesas. Según los obreros, este fue desarrollado con los estilos de los otros tiangues de aspecto sencillo, levantados a la orilla de la avenida Bolívar.

Por su parte, los propietarios de pequeños negocios de comidas que están alrededor del nuevo tiangue comentan que todavía la municipalidad no les dice qué pasará con ellos.

Carmen Gaitán Rosales, quien a diario instala mesas y sillas, y cocina para los transeúntes, dijo que desconocen qué podrá pasar con los tres negocios que están a un costado.

“A mí no me molesta el tiangue. Primero porque estos abren en otros horarios e incluso algunos solo abren los fines de semana. Espero que nos dejen trabajar”, indicó Rosales, quien tiene cinco años con su puesto de comidas.