•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

1,000 ciudadanos de Managua serán seleccionados el primer domingo de febrero para integrar los jurados de conciencia que deberán resolver las 40 causas judiciales que están pendientes desde el año 2002.

Los 40 casos comenzaron a ser tramitados con el extinto Código de Instrucción Criminal (conocido entre los abogados como el IN), que fue sustituido por el Código Procesal Penal, CPP.

Los jurados son electos a propuesta de la alcaldesa, Daysi Torres, los concejales, la autoridad judicial y ciudadanos notables, explicó la jueza del Juzgado Primero Distrito Penal de Juicio de la capital, Irma Laguna.

Entre los 50 casos pendientes de resolver están varios donde la víctima es el Estado, como el caso Mayco, Vaquillas del IDR y Narcojet, por presunta corrupción de exfuncionarios guberanmentales.

En agosto del 2016 la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio lugar al recurso por inconstitucionalidad que la jueza Irma Laguna presentó contra la Ley 715 o Ley de Plazo Fatal (dictar sentencia).

Esa resolución dictada por el máximo tribunal de justicia es lo que permite que esos casos sigan teniendo vida legal, según lo explicó en su momento el magistrado de la CSJ, Rafael Solís Cerda.

En el  Código de Instrucción Criminal los jurados están  integrados por cuatro personas que no son entendidas en las ciencias jurídicas y un juez, quien preside el tribunal de jurado.

A diferencia de los juicios que se realizan con el Código Procesal Penal, en las que la prueba es llevada ante el tribunal de jurado y se realiza en varias audiencias, en el IN es una sola audiencia y se caracteriza por la lectura del expediente judicial.