•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Prácticamente en el abandono está el parquecito 11 de Julio, ubicado propiamente en la entrada noroeste del histórico cementerio San Pedro, por lo cual los vecinos piden a la municipalidad que le den la atención necesaria para que sea atractivo y funcional.

Juana Balladares, quien habita al frente del parquecito, señaló que cuando ella llegó a vivir en ese punto hace 14 años ya estaba el parque, pero totalmente descuidado, era montoso a tal medida que fue metedero de delincuentes donde hasta violaban a mujeres.

“¡Era horrible! Nadie podía pasar cerca. Luego lo limpiaron un poco, lo medio pintaron y el año pasado pusieron unos juegos infantiles de metal todos rústicos. Ahora al menos tiene luminaria, pero siempre se meten los borrachitos y hacen escándalos toda la noche”, alegó la señora Balladares.

Al igual que otros vecinos, ella considera que la municipalidad debería intervenir para mejorar el parquecito y cerrarlo.

“Mire esas plantas y arbolitos. Los he sembrado con un vecino, pero siempre la gente es destructora y los maltratan.

Un problema es que no tiene vigilante. El único vigilante es el del cementerio San Pedro”, alegó Balladares.

Por su parte, el diputado del Partido Liberal Constitucionalista, Walter Espinoza, indicó que el nombre lo tiene por la Revolución liberal de general José Santos Zelaya y esa parte del cementerio donde está enterrado el personaje.

“Este cementerio es patrimonio de la nación, así que también este parque debería ser remozado. Hay un proyecto para la reconstrucción del camposanto, y se dice que tendrá una biblioteca, pero hasta el momento todavía no tiene financiamiento”, alegó Espinoza.