•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La modalidad más utilizada para movilizarse por la capital es caminar, según la encuesta de hogares realizada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), cuyos resultados señalan que el 37% de la población prefiere no usar medio de transporte y resiente las limitaciones para trasladarse.

La segunda modalidad de transporte es el transporte público urbano, con un 34% de preferencia, seguida por vehículo particular en un 22% y solo el 7% admite transportarse en motocicleta.

Si bien viajar en unidades de buses es más utilizado por la población, entre los tipos de transporte dentro de la ciudad representa tan solo el 4% del parque vehicular de Managua.

  • A pesar de los esfuerzos municipales para el ordenamiento del transporte y las vías de la capital, todavía existen muchas deficiencias que deben ser superadas.

     

La encuesta es parte del análisis que el JICA desarrolla como parte del Plan Maestro de Desarrollo Urbano de la ciudad de Managua, que entre sus prioridades está el transporte y la movilidad. Para ello el estudio consultó a 10 mil personas, con una muestra mayor a las mil personas por los siete distritos de la capital, y 903 personas en Ciudad Sandino.

Entre los problemas encontrados por el estudio en la movilización de las personas por la ciudad están: el volumen de tráfico, red vial insuficiente, malas condiciones de aceras y calles, carencia de estacionamientos, insuficiente señalización vial, problemas con las terminales de buses, además de carencia de control en la operación del transporte público.

El director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Marvin Pomares, señaló que en el sistema de transporte tanto colectivo como selectivo hay graves deficiencias.

“En el caso de los taxis, estos no cumplen con las condiciones de seguridad mecánica de las unidades, hay mala actitud de su parte, y los precios son altos. Eso sin contar que muchos no cumplen con el requisito del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), como son no usar gorra, gafas y colocar la identidad del conductor en un lugar visible de la unidad”, alegó Pomares.

Por otra parte, en el caso del transporte colectivo, las unidades se deterioran rápido por la sobrecarga de pasajeros, la mala condición mecánica de las unidades, la mala actitud del conductor y el incumplimiento con el compromiso de las unidades nocturnas.

“Esto también tiene que ver con el Irtramma y la falta de regulación del transporte de la capital”, alegó Pomares.

El colectivo Mapanica, que busca mejorar el sistema de transporte público, también señala que el sistema del transporte público urbano es deficiente, no cuenta con horarios fijos, no todas las paradas son fijas, lo que afecta la movilidad de las personas, en una ciudad que por el momento no cuenta con una planificación urbana real.

Actualmente esta organización independiente, recopila datos sobre la frecuencia de la ruta de bus y el servicio. El objetivo es utilizar la información para plantear propuestas de soluciones sobre el transporte capitalino.