•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para Ignacio Romero, la inspección mecánica no es un gasto sino una inversión, pues le permite mantener en buen estado la máquina de su vehículo, lo que le evita la posibilidad de un accidente.

“Creo que no debería ser necesario que te multen por no mantener al día tu vehículo, eso debe ser una obligación personal de cada conductor”, alegó Romero, quien asegura que cada año la inspección mecánica es una actividad religiosa, al igual que la prueba de emisión de gases de su carro.

Por su parte, Jairo Torres, dijo que para él es bueno que se reduzca la emisión de gases tóxicos en el ambiente. “Yo pongo mi granito de arena. Recordemos los problemas con el ambiente. Hemos puesto loca a la madre naturaleza y eso crea desastres”, comentó Torres.

El licenciado Everth Palacios, en representación de los talleres autorizados para la inspección mecánica y prueba de emisión de gases, comentó que desgraciadamente hay una afluencia pobre de propietarios de vehículos cumpliendo con su respectiva responsabilidad.

“El problema es que no se está exigiendo por parte de las autoridades. Entonces, si no hay castigo, la gente no cumple porque lo considera un gasto y no ven que esto evitaría un accidente donde pueden perder la vida ellos y sus familiares”, alegó Palacios.

En su taller automotriz San Guillermo, señaló que en enero se realizaron 600 pruebas e inspecciones, lo que representa aproximadamente unos 30 vehículos diarios.

En promedio consideró que cada taller hace al día de unos 20  a 30 vehículos, lo que no son suficientes para el parque vehicular de Managua.

“Aquí la Policía Nacional calcula la circulación de 240,000  vehículos de todo tipo en Managua e imagínese que hay 23 talleres autorizados en la capital”, comentó Palacios.

El cálculo de atención promedio mensual es de 9,200 y si esta cifra es sostenida en cada taller, se puede hablar de 110,000  atenciones, que representa anualmente menos del 48% de los vehículos en circulación.

Según los registros de la Oficina de Control de Emisiones Vehiculares del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), son 27,091 vehículos registrados en Managua los que tenían que cumplir con la prueba de emisión de gases en enero.

“El problema es que hay días que ni uno hace su inspección, y solo cuando las autoridades  lo exigen es que todos caen a la vez y se ven las grandes colas en los talleres”, dijo Palacios.

Recodó que a partir del 2005 se implementó esta exigencia con reforma a la Ley 431, Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito, que demanda la supervisión del sistema mecánico, luces en buen estado,  la portación de la llave, llanta de repuesto, extinguidor, además de los triángulos de seguridad.

Por no actualizar los certificados la multa es de C$320 por cada documento, lo que representa C$640 de multa  si faltan los dos documentos.