•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ampliación y recubrimiento de pistas en Sabana Grande y sus alrededores continúa este año con cuatro proyectos que permitirán crear vías alternas que lleven desde carretera Masaya hasta la carretera Norte y el Mayoreo.

Uno de los proyectos en desarrollo es la ampliación de la pista que parte de la esquina noreste de la entrada a la urbanización Ríos de Agua Viva hacia el sur.

Según los trabajadores de la obra, la idea es continuar con la pista hacia el sur. “Antes el proyecto se trabajó desde la entrada de la urbanización hacia el cruce en la pista principal de Sabana Grande. Hicieron trabajos de drenaje pluvial y se aplicó el recubrimiento con concreto hidráulico. Ahora vamos en dirección contraria. Solo se había trabajado la carretera de dos carriles, pero se ampliará a cuatro”, alegó el obrero.

Construcción de pista Larreynaga con concreto hidráulico.En estos momentos las palas mecánicas están realizando los movimientos de tierra para 650 metros lineales, nivelando lo que era la marginal. Una vía que estaba totalmente dañada y era estancamiento de los desagües domiciliares. Mientras tanto las cuadrillas de la Empresa Nicaragüense se Acueductos y Alcantarillados (Enacal) hace labores en la red de agua potable.

Los vecinos destacaron que era hora que repararan esa calle. “Las casas frontales a la carretera en verano son bañadas de tierra, mientras en invierno son pringadas por lodo, especialmente por el tráfico pesado que transita desde sus respectivas empresas, hasta la pista de Sabana Grande, buscando la pista La Sabana o la pista del Mayoreo”, comentó Óscar Meléndez.

Una de las familias afectadas es la de Rayman Lezama, quien indicó que el trabajo comenzó hace dos semanas y el proyecto original era seguir la pista con una desviación a partir de la entrada del cementerio de Sabana Grande.  “Se lleva por lo menos diez casas y desde el año pasado hicieron las marcas, pero no han vuelto a decirnos nada.

Estamos en espera de qué es lo que proponen, si nos van a pagar y cuándo ofrecen. A algunos la Alcaldía los quiere llevar a Ciudad Belén, pero a nosotros no nos parece”, alegó Lezama. María Herrera señaló que las afectadas son diez viviendas y se meten entre ocho o nueve metros dentro de las propiedades. “Acá todos los afectados somos familia.

Este fue un terreno que fue desmembrado y se dividió entre varios. El problema es que a algunos les dejan solo con un pedazo”, alegó Herrera, quien asegura que todos tienen escrituras de propiedad. Los ofrecimientos son el pago de indemnización, la reconstrucción de los muros de las viviendas o la reubicación. “Nosotros hicimos hasta una protesta y dijimos que no nos iban a mover”, comentó Herrera. Jessica del Carmen Herrera señaló que la primera idea del proyecto es hacer una entrada de cuatro carriles que se desvíe por el cementerio al este para llegar hasta el campo de futbol y seguir hasta el cruce de la vía que va a Ciudad Belén. Sin embargo, los ingenieros le han dicho que en estos momentos solo harán la pista de cuatro carriles en la vía principal. “Eso dicen ellos, que no continuarán con el primer plan por falta de presupuesto para indemnizaciones”, alegó Jessica del Carmen Herrera.

Otros proyectos planteados por la municipalidad son seguir desde el cruce mencionado hasta empalmar con la ampliación de la pista Larreynaga con un presupuesto de C$12.2 millones. También se planifica la construcción de un puente vehicular sobre el cauce El Borbollón a un costo de C$12 millones, para que la pista siga hasta la carretera frente al Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y posteriormente salga hasta la carretera Norte.

Uno de los proyectos principales pendientes es la pista alterna de cuatro esquinas de Esquipulas, hacia el Country Club, presupuestado este año con C$38 millones, que se conectará con carretera a Masaya.