• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las autoridades de Tránsito Nacional, como parte de sus planes de seguridad vial, dispuso a dos agentes para dar el cruce de la vía sobre la pista La Solidaridad, ampliada a ocho carriles, ya que los transeúntes en su mayoría prefieren cruzar entre el tráfico a subir por el puente peatonal.

Uno de los agentes señaló que desgraciadamente la población no entiende y se arriesga a cruzar por una pista principal de ocho carriles.

“Allá está el puente, pero la gente no hace caso y se lanza. Aquí estamos para prevenir accidentes y que no termine alguien lastimado”, señaló el oficial que prefirió omitir su nombre.

Por su parte, Elías Ortiz, señaló que las autoridades municipales tienen la culpa por dejar espacios abiertos entre los bloques que dividen la vía.

“Dejaron semejantes espacios por todos lados que hasta pasan las motos. Son como ocho huecos e incluso debajo del puente peatonal y muchos se cruzan entre los carros, aunque al lado estén las escaleras para subir al puente”, dijo Ortiz, quien recomendó una malla para que la gente no cruce.

Para Armando Calero, quienes se cruzan la calle temerariamente deberían ser multados, ya que por un peatón irresponsable también hay accidentes.

“Se necesita ordenar, pero también educar a la gente y enseñarles. Sin embargo,aunque estuviera otro puente en la orilla, la gente no lo usaría”, comentó Calero.

Se calcula que unos 40,000 vehículos pesados y livianos circulan al día por esta importante vía de la capital, hasta donde va parte de los vehículos que vienen de carretera a Masaya y los de Rubenia.

La pista Solidaridad viene ampliándose desde el 2015, desde Rubenia hasta los semáforos del Hospital del Niño en su primera etapa. En su segunda etapa en 2016, se realizó de los semáforos del Hospital del Niño a los semáforos del mercado Roberto Huembes, a un costo de C$27 millones. Se espera que próximamente se realice una tercera etapa.

En este espacio ya desarrollado solo existen dos puentes peatonales en aproximadamente 2.7 kilómetros.

Y los pobladores se quejaron, porque inicialmente cerraron toda la línea de la pista, sin embargo, por la falta de puente peatonal, se abrieron varios pasadizos para el cruce peatonal en la pista.

En uno de estos puentes se tiene instalado un ascensor para personas de la tercera edad y con discapacidad.

Una de las promesas de la municipalidad es la instalación de dos puentes peatonales más.