•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando ocurre una colisión vehicular sobran los “mirones” alrededor del siniestro y algunos se prestan para sacar de inmediato a las personas de los vehículos, sin embargo, tocar a una persona sin la experiencia adecuada puede causar lesiones graves e incluso la muerte, comenta la directora del Proyecto SeMILLA (en español Fortalecimiento de Medicina de Emergencia Invirtiendo en Aprendices de América Latina), doctora Breea Taira. Ella señala que si alguien mira un accidente primero tiene que llamar a las líneas de emergencia para que llegue el personal especializado.
Indicó que lo preferible es no intervenir si no se tienen los conocimientos en primeros auxilios. Sin embargo, si es necesario hacerlo, antes de atender a una persona accidentada, se debe evaluar la escena para estar seguro de no haber peligro cuando el incidente ocurre en una carretera.

“Es mejor que solo una persona con previo entrenamiento en primeros auxilios atienda de emergencia para salvar vidas, pero también cualquiera podrá hacer acciones como poner presión para reducir el sangrado en una herida abierta. Solo cuando el lugar representa riesgo y si las condiciones lo permiten, se mueve a la persona a un lugar seguro. Sin embargo, cuando el afectado está inconsciente es mejor no tocarlo”,  señaló la doctora Taira.

Explicó que en un accidente automovilístico, el impacto puede causar fracturas y las más graves son en la columna vertebral o una lesión en la nuca. Mover a la persona puede dejar parapléjica a una persona o incluso si la lesión es a nivel del cuello, al moverla se  puede matar.

Según información del Instituto de Medicina Legal (IML), a nivel nacional en el año 2016 se practicaron 955 estudios post mórtem a personas involucradas en accidentes de tránsito. Datos policiales señalan que en el país ocurrieron 40 mil accidentes de tránsito.

El responsable del cuerpo de socorristas de Cruz Roja, Aldri Flores, dijo que en 2016 a nivel nacional tuvieron 18 mil atenciones pre hospitalarias, de las cuales 2,755 fueron atenciones de accidentes de tránsito solo en Managua, en su mayoría motociclistas.

El director adjunto del Proyecto SeMILLA, licenciado Aristides Orúe, señaló que la atención pre hospitalaria es relevante.

“La evaluación primaria y secundaria de ese paciente es la base del tratamiento. Si no se puede evaluar la atención, el paciente puede que no sobreviva en el traslado del hospital. Incluso por el personal que atiende las emergencias a nivel profesional cada día tiene que estar mejor preparado”, comentó Orúe.

Explicó que como organización están impartiendo talleres de capacitación a personal voluntario de Cruz Roja, personal del Benemérito Cuerpo de Bomberos y Policía Nacional, para que tengan las herramientas para una atención especializada.

“Cubrimos temas como respiración, shock, heridas al cerebro y la columna cervical. En Nicaragua el trauma más frecuente es el cráneo-encefálico, por la cantidad de accidentes de motos que existen en la capital. Quien caiga de la moto, dependiendo de la velocidad y el impacto, con o sin caso, habrá fractura craneal. Es muy difícil de manejar y si no se hace adecuadamente durante el traslado, no podrá llegar al hospital con vida. Si sobrevive y no se manejó al paciente de manera adecuada, esta persona puede perder la facultad de caminar”, dijo Orúe.

Por su parte, el coordinador del centro de capacitación de Cruz Roja, Elvis Cordonero, señaló que en el curso hay 38 participantes en temas como respiración, shock y fractura cervical.

“Lo que se requiere es que el personal que participe pueda trabajar en el servicio de ambulancias, o que tenga capacidad de prestar atención previa e inmediata, para estabilizar al paciente antes de su traslado. Nos interesa que perfeccionen los conocimientos y técnicas que tienen en atención pre hospitalaria. Antes de este curso se realizaron dos. Este último taller es un complemento”, dijo Cordonero.

Con el proyecto SeMILLA en dos años han capacitado a 40 cruzrojistas, pero la meta es llegar a 100 a nivel nacional. Flores, responsable del cuerpo de socorristas de Cruz Roja, comentó que actualmente estan en reuniones para lanzar una campaña de prevención de accidentes en conjunto con la Policía Nacional. Destacó que entre más accidentes, más aumenta la demanda de los servicios, la necesidad de ambulancias y los costos son mayores. En 2016 se gastaron casi C$15 millones en lo que es atención pre hospitalaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus