•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional informó este sábado sobre el rapto del niño Eyner José Méndez, de tres años, aunque horas más tarde se conoció que fue recuperado.

Según la versión que había circulado en diversos medios, el hecho se registró al mediodía de este viernes 31 de marzo, en el parque de Villa Libertad, cuando el niño se encontraba junto a su padrastro Franklin Pedro Triana Tellería, de 44 años. 

El hombre que labora como guarda del referido parque, describió a una mujer joven, recia y  de tez blanca, que vestía pantalón blanco, camisa azul y zapatos de plataforma alta como la supuesta raptora.

Además se dijo que  al momento del rapto, Dora Isabel Méndez Medina, de 25 años, madre del niño, llegaba al lugar de trabajo de su pareja, y pudo ver a la desconocida huyendo, por lo que supuestamente la siguió sin poder alcanzarla. 

A las cinco de la tarde de este sábado EL NUEVO DIARIO visitó el parque de Villa Libertad, para ahondar en los hechos, y conoció que el niño ya había sido recuperado en la casa de una menor de 13 años de iniciales A.S.C.V.

Historia diferente

La versión que la adolescente brindó es que a eso de las 6 de la tarde del viernes, vio al niño solo en el parque gritando “tantantan” y que luego intentó cruzarse la calle cuando un vehículo por poco lo atropella. Ante esa situación decidió  intervenir y al ver que el pequeño estaba solo, se lo llevó a su casa.

El niño durmió en la casa de la adolescente hasta que el sábado a las 9 de la mañana llegó la Policía  y la trasladó a la estación del distrito VII. 

Según la adolescente, quien fue trasladada con su hermana de siete años y su abuela Cándida Vanegas, de 70 años, fueron interrogadas por la Policía Nacional y liberadas cerca de las cuatro de la tarde. Mientras el niño que había sido reportado como desaparecido fue entregado a las autoridades del Ministerio de la Familia.

Se espera que hoy la Policía Nacional brinde una conferencia de prensa sobre el caso.

“Me queda de experiencia que uno por intentar hacer el bien queda mal. Nosotros íbamos a llevar al niño a la Policía ayer mismo (viernes), pero ya era muy noche y nos dio miedo ir. Lo que hicimos fue darle de comer, lo vestimos y el niño se quedó dormido. Hoy en la mañana lo íbamos a llevar, pero en eso fue que vino la Policía y pasó todo el escándalo”, dijo Teresa del Carmen Vanegas, mamá de la joven señalada de raptar al bebé.

Coincidencia

Este caso se dio exactamente en el mismo barrio donde la Policía Nacional recuperó en julio del año pasado al recién nacido Betzael Orozco Flores, quien fue robado del hospital Alemán Nicaragüense el 1 de junio del año pasado.

El bebé se encontraba en la casa de la casa de Túpac Amaru Murillo, en Villa Libertad, donde también  se detuvo a Wanky Monge Altamirano y se recuperó al bebé. Los señalados actualmente purgan una  sentencia de seis años de cárcel.