•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mario Quintero Hernández, de 56 años de edad, casi pierde su casa luego de que un conato de incendio consumiera parte del techo y paredes de madera y zinc en su propiedad. 

Quintero, un vendedor de comida ambulante en las calles de Managua, “se levanta de madrugada a hacer las enchiladas para luego venderlas”, afirmó Francisco Oporta, de 52 años y cuñado del afectado. El día de ayer, aparentemente salió de su cuarto en el barrio Isaías Gómez sin darse cuenta de que había dejado la estufa encendida. 

Controlado a tiempo

Aunque el afectado vivía solo, contó con la fortuna de tener por vecina a su hermana, Janeth del Socorro Quintero, de 47 años, quien también se dedica al comercio, pero desde su propia casa. “Yo afanada haciendo mi venta, cuando mi nieto y mi hija me gritaban que había demasiado humo y al verificar, observo que es de la casa de mi hermano”, detalla. 

La primera reacción de la hermana del afectado fue sacar de la vivienda los dos tanques de gas que Quintero ocupa para preparar los alimentos que luego vende, “si no la desgracia hubiera sido peor”, y agrega que junto a su esposo lograron controlar las lenguas de fuego que amenazaban con cruzarse a su vivienda. 

Por su parte, los bomberos del mercado Roberto Huembes, ubicados a escasas tres cuadras de la vivienda ubicada exactamente detrás de la Dirección de Tránsito Nacional, lograron llegar rápidamente y extinguir el fuego residual que quedaba. 

Evitar accidentes

La Dirección General de Bomberos tiene a su disposición una serie de medidas preventivas en el hogar para que la población pueda evitar este tipo de accidentes. 

Las medidas incluyen evitar conexiones eléctricas inapropiadas, no sobrecargar los enchufes con muchas tomas, utilizar enchufes apropiados, desconectar los aparatos eléctricos después de usarlos, mantener los fósforos fuera del alcance de los niños, no fumar en la cama, no poner veladoras cerca de muebles o cortinas y limpiar con regularidad los conductos de la cocina de cualquier residuo. 

Ante una fuga de gas, recomienda nunca evacuar el cilindro que presente fuga, puesto que podría provocar una mayor tragedia.