• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Reutilizar el agua que se utiliza en las piscinas caseras es necesario para proteger el recurso hídrico, considera la organización ambiental Reciclanica. De acuerdo con Nora Marín, gerente general de dicha institución, durante esta temporada se da un derroche del líquido debido a que la gente tira a la calle el agua.

Durante un recorrido por algunos barrios de la capital, se constató el uso de las piscinas de diferentes tamaños. En el barrio Costa Rica la familia de Blanca Pérez disfrutaba en su piscina para unas 8 personas, valorada en 3,500 córdobas. Pérez afirmó que no sabe la cantidad de agua que utiliza, sin embargo, reutiliza el líquido para su lavadora, lavar la acera de su casa y el baño.

Aracely Cruz, habitante del barrio La Fuente, señaló que es mucha la cantidad de agua que se gasta en una piscina como para usarla solo en los quehaceres. “Después de regar la calle o el patio, a veces queda y eso se tira a la calle para que corra hacia los tragantes”, manifestó.

De acuerdo con la gerente de Reciclanica, el hecho de que la gente tire el agua es debido a una falta de cultura del reciclaje, ya que por los volúmenes de agua que se utiliza la mayoría de las personas prefieren dar vuelta a la piscina y no almacenar el líquido en barriles.

Más uso de piscinas

Según el ambientalista Kamilo Lara, la piscina más pequeña puede utilizar 55 galones de agua, suficiente para hacer los quehaceres en un día, mientras que las grandes requieren hasta más de 5 barriles, necesario para abastecer a una familia de 6 personas por semana.

Las tres familias de la capital consultadas sobre el tema coincidieron en que por motivos económicos y de seguridad prefirieron quedarse en sus casas y utilizar piscinas. Ante ese punto Marínrefirió que Reciclanica ha observado en los últimos años un creciente uso de piscinas debido a tres factores: la peligrosidad de los balnearios y carreteras, el costo económico de ir de paseo y que se ha vuelto una tradición familiar.