•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juicio a tres hombres acusados de disparar contra una mujer el pasado 29 de enero en Villa Flor Sur, Managua, inició ayer pero fue reprogramado para el próximo 5 de mayo por la jueza Fátima Rosales, titular del Juzgado Treceavo Penal de Juicio de Managua, luego de escuchar las declaraciones  de siete oficiales de la Policía Nacional que participaron en la investigación del caso.  

Los señalados son Jorge Luis Chavarría, acusado de homicidio en grado de tentativa; José Vargas y Richard Mckerin Elizondo, imputados como coautores del mismo delito en contra de la joven Mery Membreño. Los tres estuvieron presentes durante el inicio del juicio, el cual enfrentan con la medida cautelar de arresto domiciliar. El caso se hizo mediático tras conocerse que Membreño publicó en Facebook a finales de enero pasado fotos de una relación íntima entre Vargas y Chavarría, lo que habría provocado una reacción de venganza en contra de la mujer, que terminó acusándolos de ser los actores de los disparos que impactaron en la pared del porche de su casa en Villa Flor Sur. 

La acusación

Según la acusación presentada por la Fiscalía, McKerin Elizondo tomó parte de una trama para participar junto a Vargas y Chavarría en el supuesto intento de homicidio. Elizondo también es acusado de tenencia ilegal de armas.

Los peritos policiales presentaron pruebas en las que se demuestran el impacto de cinco disparos en la parte frontal de la vivienda de Membreño, así como el hallazgo de cinco casquillos de balas encontrados en la camioneta utilizada el pasado 29 de enero para movilizarse hacia la vivienda de Membreño y desde la cual un hombre sentado en el asiento trasero hizo las detonaciones.

También se presentó el recibo de ocupación de una escopeta Akkar calibre 12, una escopeta Remington Magnum 860, una pistola calibre .40 — marca Glock—,  una caja de cartuchos para escopeta, una caja de cartucho para la pistola Glock y unos binoculares. Todo se encontraba debajo de la cama de McKerin el día que los oficiales de la Policía allanaron la casa donde habita. No obstante, la Policía también encontró dos licencias de portación de armas pertenecientes a McKerin.

El peritaje policial también demostró la existencia de residuos de disparos en la mano izquierda de Chavarría y en la misma mano de Vargas.  

El fiscal Roberto Talavera López pidió la suspensión del juicio luego de escuchar al último perito de la Policía. Explicó que tiene previsto la intervención de 16 testigos en total, incluyendo el testimonio de la víctima, a quien espera presentar en la próxima audiencia.