•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una revisión y reparación de las losas que recubren el cauce de Portezuelo piden los vecinos del barrio Santa Rosa y Nueva Libia, ya que consideran peligroso para los transeúntes los grandes huecos que hay en la parte central de la pista.

Irwin Salazar, habitante del barrio Santa Rosa, destacó que el cauce fue recubierto hace al menos 20 años, desde la zona de la rotonda La Virgen hasta casi llegar al paso a desnivel Portezuelo, donde gira a la derecha para conectarse al otro canal.

“En todo ese tiempo han reparado los adoquines, pero nunca las tapas de concreto que están sobre el cauce. La última vez que cambiaron adoquines fue en 2014, cuando le dieron mantenimiento a la vía”, alegó Salazar. Ella contó que su hijo de 14 años, por ir a hacer unas compras al supermercado La Unión, sufrió una caída.

“El chavalo se cruzó rápido entre el tráfico de la carretera pero no se fijó, y puso mal un pie. Terminó todo raspado y por dicha  no se quebró un hueso. Un anciano que se caiga ahí se queda”, comentó Salazar.

Orlando Jiménez, del barrio Nueva Libia, señaló que ya las tapas están hundidas. “Hace menos como mes y medio terminó ahí con la rueda delantera hundida un carro nuevecito, porque la conductora se detuvo en ese punto de forma imprudente”, dijo Jiménez.

El ingeniero en estructuras Héctor Galindo destacó que el recubrimiento de cauces ha resultado efectivo en varias zonas de la capital, tales como Altamira y sobre la pista La Solidaridad, en esta última sobre un tramo de 940 metros lineales.

“En Altamira, hasta el momento ha tenido buenos resultados y las tapas fueron hechas para soportar el paso vehicular. Luego de 30 años, sigue funcionando sin ningún problema. Sin embargo en la pista La Solidaridad, como está al centro de la vía, se pensó más como paso peatonal, pero han puesto negocios de comidas y hay vehículos que se parquean sobre esas losas de concreto, debilitando la estructura”, alegó Galindo.