•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las mediciones para la construcción del primer parque natural ya iniciaron en Villa Fontana, el cual será el primero de una serie de espacios campestres que según urbanistas y ambientalistas son indispensables en toda ciudad moderna.

El urbanista y arquitecto Gerald Pentzke señaló que este tipo de proyecto se venía planificando desde hace cincuenta años, sin embargo, ningún Gobierno lo había concretado hasta ahora.

“Hay que ver que la planificación se impulsó en otras condiciones y entonces se pensó en áreas donde hoy se construye el Estadio Nacional de Beisbol, la zona del actual Chamán y Tiscapa, que ahora está rodeada de edificaciones, sin embargo, la idea de retomar y buscar otros lugares es muy buena porque mejora la calidad de vida de la población”, indicó Pentzke.

Para el urbanista, los planes se inscriben en el nuevo diseño urbanístico que se desarrolla en la capital, el cual no puede ser solo estructura de viviendas y comercios, ni parques llenos de juegos recreativos, sino lugares donde la vegetación debe dominar.

“Managua prácticamente no posee parques de ese tipo, y los pocos espacios que hay no son promocionados como el puerto Salvador Allende, el Paseo Xolotlán o  el parque Luis Alfonso Velásquez, para hacerlos atractivos para la población”, comentó el urbanista, mencionando que los espacios amplios con vegetación, que sean de la municipalidad solo están el Arboretum, el parque Campestre y el Vivero y Jardín Botánico Municipal Santa Elena, donde  en este último principalmente se atiende a estudiantes.

Pentzke destacó que la modernización de las ciudades tiene que ver con el ordenamiento territorial, el uso de suelos  y la planificación urbana, pero también con concientizar a la población sobre el cuido del medio ambiente. “Hay que instruir a la población, porque no es posible que se construyan parques donde la gente simplemente coma y tire la basura al suelo”, consideró el urbanista.

Por su parte, el responsable de la estación biológica “Juan Roberto Zarruk” de la Universidad Centroamericana (UCA), Marvin Torres, señaló que si bien se puede decir que el espacio nunca va a ser suficiente para llegar a un estándar ideal, la planificación de los parques naturales es una excelente idea.

“Actualmente Managua no cuenta con estos espacios y ahora poder tenerlos es un buen punto de partida. Y si bien no resuelve el problema ambiental, podemos decir que en alguna medida se podrán mitigar los daños provocados por la urbanización”, consideró Torres, considerando que también hay un enorme problema de acceso al agua y se deben cuidar las zonas de recarga hídrica.

Estos espacios deben ser para fomentar en la población el cuido al medioambiente  y hacer de Managua una capital verde.

“Con la modernización no tenemos que pensar que protegemos al ecosistema, sino que es una forma de cuidarnos a nosotros mismos, a los humanos que seremos los más beneficiados. Hay que recordar que al desgastar los recursos naturales, también afectamos a la economía nacional y eso representa pobreza, tal como ocurrió con Haití. Por lo que se debe rescatar el valor de la naturaleza pensando en que nos salvamos a nosotros mismos”, alegó Torres.

Detalló que para el desarrollo de estos espacios se debe de pensar en los límites aceptables de cambio, estar conscientes del objetivo que se busca y saber qué tanto afectará el área donde se piensa construir senderos, bancas, casetas y otras estructuras, por lo cual es oportuno no quedarse solo con un arquitecto, sino a la comunidad científica nacional.

El ambientalista Kamilo Lara, presidente del Foro Nacional de Reciclaje, comentó que la creación de áreas verdes es parte del manejo urbanístico del área metropolitana de la capital y sería bueno considerar también la creación de zoológicos abiertos, que no estén en jaulas y los visitantes pueda interactuar con animales no depredadores.

“Esto sería ideal para el conservacionismo, o de reservorio, incluso para aves que son atraídas por la concentración de árboles. Lugares como Las Piedrecitas, y de mayor tamaño como el área protegida de Tiscapa, son ideales para esto, para disfrutar del paisaje y de áreas donde la población pueda ejercitarse”, alegó Lara.

El proyecto de construir parques naturales en la capital fue anunciado por el Gobierno central como parte de las políticas de promoción y recuperación de espacios públicos. Según han informado, se mantendrán los árboles grandes, se construirán bancas, senderos para trotar, gimnasio al aire libre,  baños públicos, se mantendrá iluminación y seguridad privada.