•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diez días hábiles de prisión preventiva descontara en la cárcel el vigilante Enrique Ruiz Romero, de 50 años, acusado de haber matado la tarde del pasado domingo a su excompañero de trabajo, Ramón Antonio Muñoz, de 26 años.

En la acusación presentada por la Fiscalía en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, se indica que Enrique Ruiz disparó con su arma de reglamento contra Muñoz después que este lo tumbó de un golpe cuando el guarda se le cruzó en el camino para que no reingresara al minisúper donde cuidaba.

Antes del conflicto entre los dos hombres, Enrique Ruiz prestó 200 córdobas a Ramón Muñoz, dinero  con el cual este compró varias cervezas en el negocio donde cuidaba el ahora acusado de homicidio. 

Muñoz, durante su permanencia en el minisúper,  tomó dos cervezas de un exhibidor, las destapó  y después de tomar un trago las volvió a poner, lo que motivó que uno de los presentes alertara al vigilante de lo que estaba sucediendo, refiere la acusación. 

Acto seguido Ramón Muñoz trató de abordar un taxi, pero como no pudo regresó al negocio con intenciones de reingresar, produciéndose el fatal incidente.

El dictamen médico legal que respalda la acusación,  refiere que la bala que segó la vida del excentinela  penetró en el cuello, perforándole el pulmón izquierdo, lo que provocó el deceso inmediato.

El juez Décimo Distrito Penal de Audiencia, Carlos Solís, justificó la imposición de la prisión preventiva por considerar que el medio utilizado (pistola)  por el acusado (Enrique Ruiz) es desproporcionado.

La audiencia inicial para Enrique Ruiz se realizará el próximo 16 de mayo a las 11:30 a.m. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus