•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El segundo proyecto de mayor importancia en infraestructura para los XI Juegos Centroamericanos 2017, el polideportivo “Alexis Argüello”, estará listo entre la última semana del próximo septiembre o a más tardar las primeras de octubre, informaron las autoridades edilicias que supervisaron el avance de la construcción.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, señaló que a este momento han avanzado en un 52% de las llamadas obras grises, las cuales constan de las bases primarias que soportan la estructura, levantada con todos los estándares de seguridad dado que el área es de gran sismicidad.

“Después del nuevo estadio esta es la segunda de las estructuras deportivas y recreacional más importante del país. Un complejo de 85 por 85 metros, o 7,200 metros cuadrados de construcción, equivalente a un edificio de 24 pisos de alto. Ya se pueden apreciar las columnas principales desde la avenida Bolívar. Esta es una instalación que puede llegar a albergar hasta 8,000 personas bajo techo. “Prevemos tenerlo listo entre septiembre y octubre, para ser inaugurado para los juegos en el mes de diciembre”, indicó Moreno.

El funcionario municipal detalló que las obras más complejas son las obras de cimentación ubicadas en el corazón sísmico de la ciudad de Managua. Esta obra requirió adicionalmente de precauciones mayores en su construcción y puede verse no solo la armazón y el reforzamiento de metal, sino también el grosor de las bases.

Destacó que ante eventos de desastre, este tipo de obras puede ser utilizada como albergue, por lo que se requiere un alto nivel de confianza en la estructura, mayor al de cualquier otro edificio.

“Una de las preocupaciones son las lluvias pero estas no nos afectarían por el avance de las obras. La estructura del techo ya se está fabricado y tenemos confianza de que estaremos justo inaugurándolo para el evento deportivo de fin de año”, expresó Moreno.

Entre las bondades del edificio es que se requiere de poco mantenimiento  y podrá ser adaptable a cualquier configuración que se requiera. Tendrá la capacidad para montar convenciones, ferias, conciertos y para la práctica de diferentes disciplinas deportivas, particularmente baloncesto, boxeo que requieren jugarse bajo techo, e igualmente se puede adaptar para voleibol, tenis de campo, tenis de mesa, o cualquier otro deporte de combate. Hay que tomar en cuenta que alcanza toda una pista completa de gimnasia.

Para esto, se instalarán graderías retráctiles que rápidamente se desplegarán o se retirarán para la comodidad de las actividades. Sobre esto habrá pantallas a manera de dado para que el público pueda observar en detalle el evento, habrá espacio para medios de comunicación.

En el proyecto han laborado entre 250 y 400 trabajadores fijos y entre 500 a 800 empleados indirectos.