• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El vigilante de un minisúper, ubicado en Villa Fontana, deberá esperar en prisión el juicio donde se decidirá si es o no culpable por la muerte de su excompañero de trabajo, a quien privó de la vida hace dos semanas.

El centinela que deberá seguir en prisión por los próximos dos meses es Enrique Ruiz Romero, de 50 años, quien enfrenta cargos por homicidio después de haber disparado de manera mortal contra Ramón Antonio Muñoz, de 26.

Así lo decidió este lunes el juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Carlos Solís, quien le confirmó la prisión preventiva al acusado y lo remitió a juicio, pero sin fijar fecha para el mismo.

El judicial también autorizó al Ministerio Público para poder presentar en el juicio cada una de las pruebas que asegura tener para demostrar la culpabilidad de Enrique Ruiz Romero.

Entre esas pruebas está un video donde aparece el momento en que Enrique Ruiz desenfunda su arma de reglamento y dispara dos veces contra la víctima.

Uno de los proyectiles le impactó en el cuello, provocando la muerte inmediata de Ramón Antonio Muñoz, quien esa tarde andaba en estado de ebriedad.

La abogada defensora, Amy García, aseguró que será en el juicio donde demostrará que su representado hizo uso de su arma de reglamento en respuesta a una agresión por parte de Ramón Muñoz.

En la acusación se indica que Enrique Ruiz disparó con su arma de reglamento contra Muñoz después que este lo tumbó de un golpe cuando el guarda se le cruzó en el camino para que no reingresara al minisúper donde cuidaba.

Antes de la riña entre los dos hombres, Enrique Ruiz prestó 200 córdobas a Ramón Muñoz, dinero con el cual este compró varias cervezas en el negocio donde cuidaba el ahora acusado de homicidio.