• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El mercado Mayoreo tiene un problema de abastecimiento de agua, no recibe servicio de Enacal sino que se abastece de su propio pozo y un tanque de 100,000 galones. De los 1,200 comerciantes que hay, solo 400 reciben servicio de agua proveniente de las fuentes del mercado y este servicio está disponible durante una hora por la mañana y media hora por la tarde.

“Hemos sugerido a Enacal que tome posesión de todo el sistema, que suministre el de agua y cobren por el servicio, pero sencillamente no han querido”, asegura Denis Duarte, gerente general del Mayoreo. END

Corina Balladares es una de las principales afectadas por la falta de suministro de agua, es propietaria de uno de los 70 comedores que existen en este mercado y para cumplir con los estándares de higiene que le exige Commema y el Ministerio de Salud, dice que debe comprar al menos 15 baldes de agua por día a un precio de 10 córdobas cada uno.

“La poquita agua que sale del pozo y el tanque no nos alcanza para nada, es una lucha porque como solo viene un ratito a esa hora todos los comerciantes del mercado estamos en las mismas y el chorro que sale es mínimo”, comenta Balladares.

El otro problema es el embotellamiento vehicular. En el mercado, cuya extensión es de apenas cinco manzanas, circulan al menos 400 camiones de los comerciantes al día, también se estima que cada minuto entra y sale una unidad de transporte urbano colectivo, además de la circulación de taxis y vehículos particulares de los compradores.

Inspeccionaran todos los mercados del país

“Como el mercado no ha crecido desde que fue creado se nos da una aguda saturación vehicular. Esto provoca que muchos clientes no tengan comodidad para comprar y busquen otras opciones como el mercado de Masaya o el Oriental”, afirma Denis Duarte, gerente general del centro de compras.

La tercera problemática de este mercado tiene que ver con el techado de los galerones, que es de nicalit. “Ya dieron su vida útil, el agua se pasa, ya están tostados y en un terremoto se pueden romper y la gente corre riesgo”, alerta Duarte.

Según el funcionario, existe un proyecto para renovar el techado valorado en un millón de dólares que Commema no puede costear, por lo que es necesaria una transferencia directa del Gobierno central.

FORTALEZAS

Es un mercado con una infraestructura comercial para ventas mayoristas. Pese a los problemas que tiene, Duarte indica que la actividad económica en el Mayoreo es “grandísima”. El 80% de la actividad comercial es producto de las legumbres.

“Solo un comerciante mueve 64,000 repollos cada mes. Aquí entran 50,000 quintales de papa cada semana en todo el mercado. Esto sin incluir los demás productos que aquí se comercializan”, detalla.

Te interesa: Partirán el Oriental en cuatro sectores para ordenarlo

Algo que distingue al Mayoreo de otros mercados capitalinos es que el acceso de vehículos de respuesta ante emergencia es favorable debido a que las calles son espaciosas y en su mayoría están adoquinadas. Esto, según Duarte, “pone al Mayoreo en una ventaja directa frente a los últimos acontecimientos (incendios) que hemos visto tanto en el Oriental como en el (Roberto) Huembes”.