•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 800 comerciantes deberán ser reubicados con el ordenamiento del mercado Oriental, para lo cual la Alcaldía de Managua (ALMA) necesita presupuesto para reacomodar esta cantidad de persona, posteriormente implementar proyectos de infraestructura como un sistema efectivo contra incendios y la instalación del suministro de energía eléctrica segura.

El secretario general de la Alcadía, Fidel Moreno durante la sesión municipal número 52, fue interrogado por concejales del Partido Liberal Independiente (PLI) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) sobre los planes de seguridad anunciados que aún no se han materializado.

“Se han anunciado los planes, pero hasta el momento no hemos visto cambios”, indicó la concejal del PLC, Ileana García, destacando que la decisión del ordenamiento anunciado por la municipalidad, tras el incendio del 14 de mayo en el galerón del mercado es acertado para la seguridad de los compradores y de los mismos comerciantes, por lo cual urge su implementación.

Una dura tarea

El secretario general de ALMA, expresó que la actual administración edilicia está llamada a dar una respuesta efectiva, pero no es tan sencillo implementar el ordenamiento de manera inmediata.

“No es simplemente decir - hay que liberar las calles - aquí tenemos casi 800 negocios y algunos de ellos tienen 30 años de estar ahí. Entonces, no solo hay que decir salganse de aquí porque vamos a pasar. Si es una necesidad, realmente este es un proyecto que nos ayudaría a salvar vidas, pero la lógica de intervención de nuestro Gobierno es el diálogo y el consenso”, alegó Moreno, quien considera que tomar conciencia sobre el tema es lo más importante.

El funcionario municipal destacó que hay un drama humano en cada uno de los comerciantes, pero tanto los que están en la línea, que necesitan ese espacio para trabajar, como el resto de vendedores, deben estar claros que si no se aplica el orden, es probable que en un futuro  un incendio pueda afectarlos.

“Encontrar el balance y hacerlo correctamente es parte de lo que estamos llamados a hacer”, comentó Moreno.

Dividir en cruz 

La primera propuesta municipal es dividir el mercado en cuatro grandes áreas para llegar al corazón histórico del Oriental, con lo cual se permitirá el acceso rápido. 

También se diseñaría un sistema de drenaje, ya que el actual es absolutamente insuficiente para la realidad del mercado.

“Estamos diseñando un sistema contra incendios autónomo para el mercado, que es parte de una discusión en proceso. Necesitamos diálogo, consenso, voluntad política y recursos para hacer eso”, dijo Moreno.

Recordó que el camión de bomberos que llegó más cerca, en la recién pasada emergencia, quedó a 200 metros de las llamas, en un mercado donde el sistema de presión de los hidrantes es obsoleto. Explicó que para estas emergencias los bomberos necesitan tuberías de 16 pulgadas para el sistema de bombeo. 

El funcionario indicó que cada camión bombea entre 400 y 500 galones por minuto, así que para poder atender un incendio de las proporciones del último siniestro se necesitan entre 200,000 y 250,000 galones de agua, por un espacio de una hora. Instalar ese tipo de tuberías con esa capacidad es algo que por el momento no se puede hacer en calles totalmente ocupadas.

Especificó que la liberación de las calles también permitirá dotar de energía eléctrica segura a los tramos, ya que no existe una línea de alimentación primaria de electricidad.  El problema es que una línea de media tensión no puede pasar por encima de comercios, y un accidente podría ser catastrófico. 

“Necesitamos abrir (la calle) para introducir esta línea de media tensión. Igualmente esto nos permitiría acercar los clientes a los tramos. El mercado va creciendo porque ellos van buscando a los compradores y en la medida que crece, al corazón del mercado no entran los visitantes porque se vuelve, más peligros, más sucio y marginal. Por eso es muy importante darle condiciones al mercado y eso también es meter transporte público, esto a través de una calle peatonal de seis metros”, aseguró Moreno.

Opciones de trabajo 

La municipalidad deberá atender a 800 comerciantes el equivalente al 20% del total de comerciantes que aglutina el mercado Oriental. Hasta ahora las autoridades analizan su reubicación. 

Para el desarrollo del proyecto se están identificando los lugares accesibles en el mercado para construir módulos. Esto permitiría que las personas afectadas, por la apertura de las vías, puedan ser reubicadas en lugares seguros. Algo que lleva tiempo. A la par se busca el consenso que se necesita para los movimientos necesarios.

“Estamos trabajando en el departamento de diseño, para poder en los próximos días someter ante el Concejo Municipal una solicitud con carácter de urgencia, para que se puedan habilitar los recursos necesarios para el proyecto de reconstrucción”, comentó Moreno.

Por su parte, el concejal del PLI, Alfredo Gutiérrez, destacó que el ordenamiento tiene que comenzar en las mismas instancias municipales y él está retomando las denuncias de comerciantes quienes señalan a funcionarios de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) de cobrar por instalarse en espacios públicos, así como la supuesta aceptación de conexión ilegal a la red de energía eléctrica.

“Envié una carta a la alcaldesa, para que se incluya en agenda y se haga una investigación al respecto, ya que no se puede permitir que esto siga ocurriendo”, dijo Gutiérrez.