•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Reducir las anegaciones en la zona centro norte de la capital, en especial el Distrito I, es el objetivo del proyecto de ampliación de cauces que van hacia la micro presa Los Gauchos, al costado norte del nuevo Estadio Nacional de Beisbol y que atraviesan la avenida Universitaria.

La mejora del drenaje es la construcción de una caja puente con suficiente capacidad hidráulica para absorber los niveles actuales de precipitación.  El proyecto fue supervisado por funcionarios municipales quienes hicieron un recorrido por la obra.

“En este sector tenemos dos cauces importantes, que vienen del sector de Hialeah, pasan por el Barrio 380 y Jonathan González, y desbordan en la micropresa de esta zona”, comentó el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno ante medios de comunicación oficiales.

Explicó que este proyecto de drenaje se ubica bajo la avenida Universitaria y se extiende 380 metros por debajo del parque del nuevo Estadio, hasta desembocar a la Micropresa Tiscapa.

La dimensión de la caja túnel es de 6 metros libres por 3 metros de alto, y en total son 18 metros cuadrados de sección hidráulica.

“Es uno de los proyectos más importantes del sistema de drenaje que tenemos en Managua. Además, tenemos otro túnel de 130 metros de longitud” explicó, agregando que esta obra tiene un costo aproximado de C$45 millones.

La corriente de este canal, si bien desemboca en la recién ampliada micropresa de sedimentación Los Gauchos, continuará cayendo sobre la laguna de Tiscapa.

“Esperamos el próximo año empezar nuevas obras, que nos permitan salvar la Laguna de Tiscapa y evitar las inundaciones”, dijo Moreno.

Durante la sesión 52 del concejo municipal, el funcionario destacó que la próxima construcción de un canal de drenaje mayor conducirá las aguas hasta el lago Xolotlán. Algo que se trabaja con una consultoría del Banco Interamericano de Desarrollo.

El proyecto es de dos canales de drenaje mayor. El primero de 3.6 kilómetros de longitud, partiendo desde Las Piedrecitas, bajando por la 35 avenida, hasta la laguna de Acahualinca; esto permitirá evitar que las aguas caigan sobre Asososca. El segundo canal de 2 kilómetros irá desde la micropresa Los Gauchos hasta desembocar al Xolotlán.

“Esto nos ayudaría a tener un sistema de drenaje en la zona central, al que se podrían conectar todos los sistemas menores a ese sistema. Ahorita no hay ninguno importante, siendo dirigidas las aguas a Tiscapa. Lo que ha tenido un impacto negativo por los sedimentos y los desechos sólidos que van al cuerpo de agua”, alegó Moreno, agregando que de esa manera habrá un flujo regulatorio de fluidos en la micropresa, haciendo que durante lluvias menores se drene en Tiscapa sólo el agua limpia; pero que para precipitaciones mayores se dirijan al cauce. 

Según datos de la Alcaldía de Managua (ALMA), las zonas más vulnerables ante las escorrentías son los distritos I y II. Un informe de lluvias de mayo, dice que la norma histórica en esa zona central es de 192.2 milímetros de agua, sin embargo este año en ese mismo período de tiempo se registraron 278.2 milímetros de precipitación.

Moreno explicó que el sistema de drenaje de la capital es superficial, por lo cual vemos que el agua corre por las calles en la inmensa mayoría de los barrios, con algunos cauces con limitada capacidad, donde el límite que soportan es entre los 60 a 70 milímetros de lluvia en hora y media, más allá de eso el sistema colapsa.