•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las baterías de un celular contienen cadmio, mercurio o litio y al ser mal desechadas podrían contaminar 80,000 litros de agua. Por ello, especialistas recomiendan una gestión adecuada de sus componentes, debido a que envenenan el medioambiente e intoxican a los humanos en lo que se denomina “muerte silenciosa”.

La presidenta de la Cámara de Recicladores de Nicaragua, Jenny Tercero, también representante de la empresa Hanter Metals, destaca que los componentes de teléfonos celulares, tablets, componentes de computadoras personales, baterías y cargadores, deben ser procesados por gestores autorizados que garanticen un manejo adecuado que será amigable con el medioambiente. 

“Si usted lo tira, contamina porque cuando estos materiales no están en sitios adecuados, sueltan líquidos que pueden terminar en el manto acuífero o gases que afectan a la atmósfera. Sucede igual entregarlo a un chatarrero, porque seguro lo depositará en un terreno o un rincón donde puede impregnar el suelo con el contaminante”, alega Tercero, cuya empresa anualmente exporta 15 toneladas de este tipo de material cuyos componentes contienen elementos tóxicos, como bario, plomo, cadmio, litio, mercurio y arsénico, entre otros.

Destaca que en el caso particular del plomo en el varón causa disminución de esperma y se va a los huesos. Luego la gente dice que es artritis, pero puede ser plomo acumulado. Los médicos han considerado la intoxicación por residuos de aparatos electrónicos como la denominan “muerte silenciosa”, porque el cuerpo adolece considerando una enfermedad cuando es contaminación que no se percibe.

Las empresas dedicadas al proceso de este tipo de material para reciclaje en Nicaragua necesitan una autorización del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), además existe la Convención de Basilea, de la cual nuestro país es firmante al lado de 170 países miembros. 

Basilea está encargada del control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación es el tratado multilateral de medioambiente. 

Tráfico ilícito

Así, para poder sacar este tipo de carga, se necesita la autorización del Marena y del país de destino.  Sin embargo,  también existe el tráfico ilícito de empresas que vienen de El Salvador y Honduras que trasiegan los materiales por la frontera.

Detalló que los componentes de los celulares son 58%  plástico, el 17% vidrio, pero su 25% es oro, plata, hierro y cobre, pero por los bajos volúmenes de estos residuos tecnológicos, no es rentable la instalación de plantas de refinamiento.

La representante de Hanter Metals indicó que las empresas instaladas en Nicaragua solo son acopiadoras y envían los componentes a Estados Unidos, Asia y Europa donde hay plantas especializadas para manejar adecuadamente estos residuos para transformarlos en materia prima o en otros productos terminados.

El proceso se define en la separación del vidrio, plástico, los metales ferrosos, no ferrosos y las tarjetas se limpian con fines de exportación. 

Byron Obando, quien se especializa en el proceso primario de disposición de teléfonos y otros elementos electrónicos para reciclaje, señala que por lo general se extrae la tarjeta, la batería, vidrio, el plástico y el hierro. Esto se separa para su envío a las plantas de reciclaje en el exterior.

“En el desensamble usamos elementos de protección, tales como ropa de trabajo, tapabocas, tapones para los oídos, guantes, gafas e incluso casco”, dijo Obando, señalando que es parte de los elementos para evitar posible contaminación y daños en la piel y en los ojos.

20 mil libras de celulares

Una de las empresas que apoya en el procesamiento de estos materiales es Telefónica Movistar en Nicaragua. Catalina Chávez, especialista de Responsabilidad Corporativa de la empresa de telefonía mencionada,  señala que desde el lanzamiento de la campaña “La tierra te llama ¡Contesta!”, en 2011, han recolectado aproximadamente 20,000 libras de celulares.

“Este año seguimos recolectando celulares y nos abrimos a todo lo que tiene que ver con equipo de comunicación tecnológica. Para esto hay buzones en todos nuestros centros de Movistar y en la Universidad Centroamericana, y en el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), entre otras instituciones aliadas por toda Nicaragua”, afirmó Chávez.