•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos niños de 10 y 13 años que utilizaban el wifi en el parque del barrio William Díaz, la tarde del 30 de mayo, se llevaron la peor experiencia de su vida frente a un delincuente.

Los  menores a punta de cuchillo fueron despojados de sus aparatos telefónicos, refiere una acusación del Ministerio Público presentada por el delito de robo agravado en el Juzgado

Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital. El autor responde al nombre de Félix Mercado Silva, de 28 años.

En la acusación se señala que el teléfono celular del cual fue despojado el niño de iniciales J.J.C,  de 10 años tiene un valor de C$1,500 y el aparato telefónico del cual fue despojado J.A.H, de 13 años está valorado en 150 dólares.

En la audiencia preliminar, la defensora pública Martha Ocón alegó que la acusación contra Félix Mercado Silva no cumple los requisitos exigidos en el Código Procesal Penal (CPP), agregando que el acusado “es una persona trabajadora”.  

Sin embargo, el juez Henry Morales desestimó este alegato y dictó la prisión preventiva para el acusado de robo con intimidación y programó audiencia inicial para el próximo 28 de junio a las nueve de la mañana.

De las nueve audiencias preliminares programadas para este sábado en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital cinco fueron por robos agravados.