•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asamblea Nacional aprobó con 87 votos las reformas a Ley Especial para el Fomento de la Construcción y Acceso a la Vivienda de Interés Social, que permitirá a los empleadores del país deducir de la planilla el monto que el trabajador deba pagar en concepto de cuota por crédito hipotecario de vivienda, independientemente del valor de la propiedad adquirida a través de un financiamiento. 

Se trata de la Ley 677, que establece el régimen especial de descuento automático de planilla de cuotas de pago de créditos hipotecarios. Para el trabajador es voluntario aplicar a este régimen y para entrar a dicho sistema debe autorizarlo por escrito. 

Actualmente este método solo se usa cuando el crédito hipotecario es por una propiedad cuyo precio no supera los US$23,000, porque se considera como vivienda de interés social. Con la reforma aprobada ayer, esto cambia y el descuento automático de planilla puede aplicarse independientemente del valor de la vivienda. 

Uno de los objetivos de la reforma es “ampliar el ámbito de aplicación del régimen especial de descuento de cuotas de pago, el cual ahora se establece para todos los créditos hipotecarios para viviendas que otorgan las instituciones financieras reguladas del país.

Nicaragua tiene un déficit de un millón de viviendas. Archivo/ENDSe mantiene el carácter voluntario de dicho régimen”, señaló la diputada Jenny Martínez, presidenta de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea.

El diputado Alfredo César, del Partido Conservador, valoró que la reforma “facilita al trabajador el acceso a la vivienda y permite que haya más crédito disponible en los bancos de una manera segura y efectiva, pero en algún momento tenemos que abordar el problema específico que tenemos en la capital, donde debe asegurarse un desarrollo habitacional responsable con la protección del bosque y la reinserción de las aguas pluviales al manto acuífero”.

Decisión irrevocable 

La reforma dice que una vez que el trabajador acepta aplicar al régimen de descuento de planilla, esta decisión es irrevocable y si cambia de empresa, en su nueva institución empleadora, deben continuar aplicándole el descuento sobre el salario neto, una vez que le hayan deducido los montos por IR, seguridad social y pensión de alimentos.  

Jimmy Blandón, legislador del PLC, enfatizó que “el trabajador debe autorizar que se le realice el descuento, porque esta no es una reforma impositiva en la que el empleador queda obligado a realizar la gestión con la financiera, sino que es una disposición que debe autorizar el trabajador y que viene a ayudar a adquirir una vivienda”.

Cuando se haya acordado la deducción de la planilla, la empresa debe reportar en un periodo no mayor a los cinco días el pago de la cuota por crédito hipotecario de vivienda a la institución financiera que corresponda.

El empleador “será solidariamente responsable frente al acreedor por el pago de las cuotas en concepto de créditos de vivienda que omitió deducir y/o enterar, siendo además, responsable del pago de los intereses por mora y demás daños y perjuicios que genere su acción u omisión mientras el trabajador labore para este”, dice el Artículo 81 de la Ley 677, ya reformada.