•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Quinto Penal de Audiencia, Julio César Arias, otorgó ayer prisión preventiva a Karivazama Enríquez, de 33 años, quien tiene ocho semanas de embarazo y está siendo acusada por traficar cocaína. 

La mujer, quien durante toda la audiencia manifestó dolores en el vientre, supuestamente llevaba la cocaína en el sostén. La acusación del Ministerio Público señala que el pasado 24  de junio, a eso de las 4:00 a.m., Enríquez se movilizaba junto con Francisco José Díaz, quien también es acusado por el delito de tráfico de drogas. 

Según la relación de los hechos, en el momento en que los implicados se movilizaban en la plaza Edén, ubicada en el barrio María Auxiliadora, un grupo de agentes de la Policía Nacional pasaba y los vieron en actitud sospechosa. Luego Díaz le entregó un paquete a Enríquez, el que se introdujo en el sostén, donde se lo encontraron después de una requisa. 

El supuesto paquete tenía 7.26 gramos de cocaína, los cuales venían en 82 envolturas. Además se les encontró 570 córdobas y 26 dólares. 

La abogada defensora pidió una medida alterna a la prisión preventiva para la embarazada, sin embargo el juez Julio César Arias no consideró que este fuese motivo para otorgarle la medida cautelar de casa por cárcel y la mandó a revisión médica al Instituto de Medicina Legal. 

El próximo 5 de junio será la audiencia inicial en este caso. El juez Julio César Arias recordó que en el caso de acusaciones por el delito de tráfico de drogas la ley establece que la única medida cautelar aplicable es la de prisión preventiva, ya que de esa manera se asegura que los implicados asistan al juicio.