•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diferentes organizaciones que luchan por los derechos de la diversidad sexual en Nicaragua presentaron ayer en la secretaría de la Alcaldía de Managua una propuesta de ordenanza municipal para declarar la capital zona libre de discriminación.

La propuesta deberá ser aprobada por el Consejo Municipal y pretende  “garantizar la inclusión, el respeto y la restitución de los derechos como valores intrínsecos de la comuna para el reconocimiento de la comunidad diversa en el municipio de Managua”, explicó Carlos Sequeira, coordinador de la campaña En la viña del Señor, impulsor de la ordenanza que es respaldada por más de 12,000 capitalinos.

Esta ordenanza tendría especial énfasis en las oficinas de la municipalidad y sus delegaciones distritales, así como en todos los lugares públicos como parques, avenidas, y otros sitios donde la ciudadanía se encuentre.

Capital cuenta con más espacios libres de discriminación

“Para la promoción y aplicación de la presente ordenanza, el concejo municipal determinará la estrategia que la comisión de asuntos sociales llevará a cabo, con las instituciones estatales como Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Ministerio de la Familia, Policía Nacional, Ministerio de Educación y Ministerio de Salud, entre otros”, señala la propuesta.

Samira Montiel, titular de la Procuraduría de la Diversidad Sexual en Nicaragua, señaló que la iniciativa es  muy creativa y está enmarcada en el Día del Orgullo LGBTI que se celebra hoy. 

“Como Procuraduría consideramos que la comunidad se ha vuelto mucho más visible en la ciudad de Managua. Hay más establecimientos zonas libres de discriminación y una mayor aceptación de parte de la gente. Esto ayudaría claramente a la aprobación de esta  ordenanza”, dijo Montiel.

Realizan foro

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, tras su participación en el Foro de Gestión del Conocimiento en VIH y derechos de la comunidad LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales y trans) destacó la importancia de garantizar los derechos de este colectivo, principalmente el acceso a empleos, salud y educación. 

En ese sentido aseguró que el Gobierno de Estados Unidos en los últimos siete años ha invertido al menos 25 millones de dólares en programas de atención en VIH a poblaciones clave de Nicaragua, entre ellas la comunidad LGBTI.

Del total de esos recursos, 8.5 millones de dólares han sido otorgados a través del proyecto PrevenSida, de los cuales 2.2 millones de dólares fueron otorgados a 37 organismos no gubernamentales, indicó Dogu.

Nicaragua registra 12,157 casos de VIH y 2,429 muertes por Sida desde 1987, según cifras oficiales. La procuradora de la diversidad sexual, Samira Montiel, indicó que los principales afectados por este virus siguen siendo los heterosexuales.