•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 50 representantes de distintas organizaciones de taxistas se reunieron ayer en Managua en busca de una solución para el ordenamiento del sector en varios municipios del país.

El sector selectivo les solicita a las autoridades locales que ejerzan un mayor control sobre las unidades piratas que circulan en ciudades como León, Masaya y Granada, por mencionar algunas, así como para que se regule también el servicio que prestan las mototaxis en las localidades.

La ciudad de León es una de las que mayor tensión ha experimentado debido a esta problemática, ya que inclusive en mayo pasado se escenificaron enfrentamientos entre taxistas legales e ilegales.

Lea: Taxistas de otros departamentos respaldan protesta en León

Reuniones

En este sentido, Francisco Mayorga, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de León (Unicootal), expresó que hace algunos días se concretó una reunión con la municipalidad de occidente, en donde les externaron que se realizará un estudio técnico en la ciudad para definir la cantidad de unidades que el municipio requiere para prestar el servicio de taxis.

“Siempre hemos dicho que el estudio para nosotros es determinante porque es el que nos va a definir la cantidad de concesiones que demanda el municipio, pero el mismo debe hacerse de manera responsable, porque a estas alturas aún no se tiene conocimiento de un organismo serio y responsable que haga este tipo de estudios”, señaló Mayorga.

De acuerdo al directivo, en León existen 612 concesiones de taxis, pero que existen otras 250 taxis piratas operando y otros 3,000 triciclos circulando “que ponen en evidencia la situación crítica en la ciudad de León, entonces, el planteamiento nuestro es que sí apoyamos ese estudio, pero que este sea elaborado de manera seria y que trate de dar respuesta al mecanismo de control que estamos demandando”, dijo Mayorga.

Asimismo han solicitado que dentro de ese estudio se incluya también un análisis a la estructura de costos de operación del sector selectivo de la ciudad metropolitana, agregó Mayorga. Según él, en el casco urbano de la ciudad una carrera tiene un costo de C$20 mientras que cuando el servicio se presta en zonas de la periferia el costo máximo puede ser de C$50.

Lea además: Taxistas demandan ordenamiento

Por su parte Alejandro Salmerón López, presidente de la Unión de Cooperativas de taxis de Masaya (Unicootaxmas), confirmó también que en días recientes se han dado encuentros en tres ocasiones con el edil Orlando Noguera, pero aún se requiere que las autoridades actúen con mayor beligerancia ya que según el directivo hay cerca de 600 unidades piratas que circulan en distintos momentos en la ciudad de Masaya.

“Hemos venido insistiendo que tanto la municipalidad como los funcionarios del Ministerio de Transporte trabajen más en conjunto con la Policía Nacional para tratar de que se respete lo que ley exige y eso es que no puedan operar taxis que no estén legalizados y al haber tantos piratas va en detrimento del sector y de los usuarios”, dijo Salmerón.

No todos han sido atendidos

Pese a que en estos dos municipios se han dado avances, en ciudades como Granada el acercamiento con las autoridades ha sido nulo, según expresó Luz Marina Silva, vicepresidenta de la Cooperativa de Servicios de Taxi La Gran Sultana.

“Para nosotros la preocupación es que las autoridades actúen para ver cómo se resuelve, porque ya hemos agotado todas las vías y aún no nos dan respuesta”, expresó Silva. Quien agregó que en esa ciudad hay 217 unidades de taxis legales y circulan cerca de 600 piratas.

Por su parte Omar José Miranda, vicepresidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis  (Fenicootaxi), señaló que otras ciudades en las que los taxistas no han recibido respuesta de las autoridades son Rivas, Juigalpa o Río Blanco en el norte.

Para Miranda, dichas inquietudes serán trasladadas a las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) tal como se acordó en la reunión, que representantes del sector sostuvieron el pasado 9 de junio con el viceministro de transporte terrestre, Franklin Sequeir,  y el director general del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), Amaru Ramírez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus