• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Más de dos horas batallaron los bomberos para controlar un incendio que se originó en el centro esotérico “Fe y Esperanza” y la tienda de artículos enigmáticos “Casita del alma” propiedad de Aldhair Buenaventura.

La principal dificultad que enfrentaron bomberos para controlar el incendio fue que la bodega donde se originó el siniestro estaba herméticamente cerrada, explicó el jefe de operaciones de esa institución bomberil.

“En este momento (cuatro de la tarde del viernes) podemos asegurar que el incendio no se está propagando a las casas vecinas y lo único que estamos haciendo son labores de enfriamiento”, subrayó Hollman Noguera del benemérito cuerpo de Bomberos de Managua.

Para ingresar a la bodega los bomberos utilizaron equipos hidráulicos para tumbar paredes y cortar hierro, porque debajo del techo de la bodega había una verja de hierro.

Aunque el siniestro no dejó víctimas qué lamentar y el monto de las pérdidas se desconoce; el humo invadió las casas vecinas obligando a sus habitantes salir a la calle para evitar daños en su salud.

En medio de la batalla por evitar que las llamas se propagaran a casas vecinas al menos uno de los bomberos tuvo que recibir asistencia de los paramédicos de la Cruz Roja Nicaragüense al presentar problemas respiratorios.