• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En su canasto vende hierbabuena, culantro y vinagre; productos que ha comercializado para sobrevivir Paulina Obando Flores, de 68 años, una de las comerciantes que perdió su tramo en el incendio ocurrido la madrugada del 16 de mayo en el sector conocido como plaza Ana María del mercado Roberto Huembes, en el que seis tramos en total quedaron reducidos a cenizas. A casi dos meses del siniestro, Obando ha permanecido instalada en uno de los costados del andén cerca de su tramo para vender sus productos mientras la Alcaldía de Managua en conjunto con trabajadores de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) dan por finalizada la construcción de los tramos.

Se especulaba, entre los comerciantes, que el pasado viernes se realizaría la entrega oficial de sus puestos, sin embargo tal hecho no ocurrió. Por lo pronto, en esa zona, el avance que se logra apreciar son los tramos pintados en color rojo y ya casi listos, siendo los portones, ventanas y canaletas de desagüe para lluvias, los elementos que aún no han sido instalados.

Se prevé que entre lunes y martes se dé por concluida la construcción de los tramos. Pese a que los comerciantes han estado pendientes sobre cómo ha ido avanzado el proceso de construcción, los mismos han manifestado sentirse desinformados en cuanto a que si estos puestos contarán con servicio de energía eléctrica y agua potable.

Inquietudes

“En el fondo me alegra que voy regresar pronto a mi espacio (tramo), porque desde el incendio estoy vendiendo a un lado del andén con mi canastito, y así ya voy a estar más cómoda, pero me siento un poco desinformada sobre los préstamos que se nos habían prometido a los comerciantes afectados”, revela doña Paulina. Tras ocurrir el incendio, los comerciantes habían sido informados de la reconstrucción de sus tramos, además de la entrega de un préstamo para que pudieran iniciar de nuevo sus negocios, sin embargo, hasta ahora no han obtenido repuesta alguna de parte de Commema, sobre el crédito, para qué será destinado el mismo y si a este se le aplicará intereses, expresa por su parte Blanca Rosa Pavón, otra de las comerciantes afectadas, quien vendía plástico y cuya inversión alcanzaba los diez mil dólares.

Sin respuestas

Pavón asegura sentirse preocupada porque ya están a punto de recibir sus tramos, pero no cuenta con los ingresos para invertir en la mercadería de su negocio: “nos inquieta no conocer fecha exacta de la entrega de nuestros tramos, solo nos dicen que pronto, y es un hecho que ya están casi concluidos. Los comerciantes afectados estamos esperanzados en el préstamo, porque no tenemos con qué empezar”, dice.

Por su parte, Norlan Hernández expresó que un grupo de comerciantes tuvieron que acudir a las instalaciones de Commema para preguntar sobre el préstamo, pero que el gerente solo les manifestó que no trabajarían el crédito con Caruna, si no con Banco Produzcamos, y que sobre este tema tendrían respuesta esta semana que viene.

“Desconocemos el monto, de cuánto será el interés; nos angustia que tenemos cuentas que pagar, estamos retrasados con los abonos del banco y de los proveedores”, refirió Hernández.

El Nuevo Diario buscó al gerente de Commema, Léster Soto, pero él no se encontraba en su oficina. Los comerciantes consultados agregaron sentirse inseguros en cuanto a las conexiones, pues señalaron que no todos cumplen con tener energía eléctrica legal en esta zona de compras. Por lo pronto, los comerciantes están a la espera de una reunión formal con el gerente de Commema para llegar a un acuerdo.