•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Falta de visibilidad provocada por la torrencial lluvia que caía sobre Managua la tarde del viernes, el mal estado mecánico de parabrisas, falta de señalización y probablemente una mala maniobra se conjugaron para que Eliézer García López, de 29 años, cayera al fondo del cauce Oriental con su vehículo.

Como resultado de la aparatosa caída en el cauce en el momento en que pasaba una fuerte corriente que arrastró al vehículo y sus tres ocupantes perdieron la vida Eliézer García (conductor del vehículo) y su tío Francisco Adonis García, de 34 años.

“Salimos del barrio Campo Bruce buscando hacia los semáforos de El Dorado y él (Eliézer García) perdió la visibilidad por la lluvia; en el lugar no hay señalización de que hay un  puente, los parabrisas fallaron, y al llegar al borde (del cauce) frenamos el vehículo y este  comenzó a deslizarse lentamente” narró Emmanuel López, amigo de las víctimas y sobreviviente de la tragedia.

Se aferró al monte

Emmanuel López quien sufrió fractura en el pie izquierdo relató que sobrevivió porque en medio de la desesperación, cuando la embravecida corriente de agua lo arrastraba sobre el cauce, logró tomarse de la broza de monte que hay en alguna parte del conducto.

“Yo quedé prensado bajo el vehículo, pero intenté salir por cuenta propia y después a como pude medio nadé y hasta que me agarré de un monte, unos bróderes (amigos) me ayudaron a salir”,  narró López.

El sobreviviente de la tragedia dijo que aunque el vehiculó se deslizó lentamente hasta el fondo del cauce,  él y sus amigos no tuvieron tiempo de lanzarse  antes  que cayera al cauce.

López quien permaneció varias horas en el puente de la colonia Pedro Joaquín Chamorro esperando que los bomberos sacaran el cadáver de su amigo, reveló que después que cayó el automóvil al cauce perdió el conocimiento al menos dos minutos.

Larga angustia

Después de que la tarde del viernes los cuerpos de socorro (Cruz Roja y Bomberos) no pudieron recuperar los cuerpos sin vida de Eliézer García López y su tío, Francisco Adonis García, el lago Xolotlán se encargó de devolverlos para consuelo de sus seres queridos.

A eso de las siete de la mañana, buzos de la Dirección  General de Bomberos encontraron aproximadamente a 1,500 metros de la costa del lago Xolotlán, el cuerpo sin vida de Eliézer García López.

Ocho horas de búsqueda les llevó encontrar el segundo cuerpo porque las corrientes lo arrastraron a 4.5 kilómetros al noroeste de la costa del lago por el sector de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas), señaló el subteniente Arturo González de la Dirección General de Bomberos.

González explicó que la principal dificultad que tuvieron para recuperar el cuerpo sin vida de Francisco Adonis García fue que estaba prensado entre ramas en una parte profunda del lago.

Indigente cae en cauce

La mañana del sábado en el cauce que pasa entre los barrios Venezuela y URSS fue encontrado el cadáver de un hombre de aproximadamente 65 años de edad que presumiblemente cayó a la hora de la lluvia.

El hombre que cayó al cauce de aproximadamente cuatro metros de profundidad vestía   camiseta color verde con rayas negra, pantalón negro y zapatos del mismo color.

El septuagenario tenía en una de la bolsa del pantalón una botella plástica de licor. El cadáver del desconocido fue trasladado al Instituto de Medicina Legal (IML) a la espera  que algún familiar lo reconozca.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus