•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para la conclusión de la pista alterna de carretera a Masaya que conectará con Sabana Grande, solo faltan aproximadamente 100 metros para unirse con las cuatro esquinas de Las Enramadas, lo que agilizará el movimiento por estas vías. 

En un recorrido de El Nuevo Diario, se observa que del tramo faltante para unir las cuatro esquinas con el campo de golf Country Club, tan solo faltan 100 metros de  la calle  construida  de concreto hidráulico.  

El objetivo es crear cuatro conexiones que permitan a los conductores que transitan por carretera a Masaya, tener acceso directo a los Distritos V y VI, entrando por el kilómetro 13 de carretera a Masaya a salir por reparto Schick, vía la carretera de Las Jagüitas, la segunda salida es por la pista la Sabana que da al mercado Iván Montenegro, la tercera va al mercado Mayoreo y la cuarta vía en construcción saldrá hasta el kilómetro 13 de carretera Panamericana Norte.

Los habitantes del sector señalan que habían suspendido labores por siete meses y en abril de este año continuaron la carretera.

“Antes era una calle de asfalto, pero una de las pocas lluvias fuertes del 2016 dejó grandes huecos, poco después metieron maquinaria”, indicó Fernando Loaisiga.

El ingeniero vial David Gaitán considera que ya el proyecto terminado será un verdadero alivio para una de las carreteras más transitadas de ingreso a la capital, con más de 50,000 vehículos al día.

“Esta será un ahorro de distancia pero en especial ahorrará tiempo de llegada al lugar de destino de los conductores. El volumen de tráfico es enorme en carretera a Masaya y actualmente no da abasto a las necesidades de cruce vehicular”, alegó Gaitán.