• |
  • |
  • Edición Impresa

Por dos días consecutivos, miembros de la red de investigadores para la seguridad alimentaria y nutricional del Consejo Superior de Universidades de Centroamérica (CSUCA) sostienen en nuestro país un encuentro regional, que tiene como fin intercambiar experiencias alrededor de una serie de investigaciones que desde el 2004 asumieron como compromiso alrededor de la seguridad alimentaria.

En Centroamérica más de cinco millones de personas sufren de inseguridad alimentaria, según reportes hechos por la FAO, expuso Paola Valle, en representación de la FAO Nicaragua, promotor de dicho encuentro.

“Desde las universidades, desde sus programas de capacitación y formación se puede hacer un vínculo con los programas públicos que se desarrollan para la erradicación de estos males”, dijo Valle.

Investigaciones

En este encuentro se aborda la problemática y se plantea cómo la región centroamericana debe asumirla desde las distintas experiencias que se han desarrollado en las universidades de Centroamérica, dijo Leonel Plazaola, vicerrector de investigación y desarrollo de la UNI.

“En esta red hay investigadores de Centroamérica y el Caribe y están presentando lo que en cada país ha desarrollado. El objeto de este encuentro aquí en Nicaragua, promovido por el CNU y apoyado por la FAO, es promover sinergia regional para el intercambio de tecnología y conocimiento”, expresó Plazaola.

Desde el 2013 el CSUCA desarrolló un programa de investigaciones alrededor de la seguridad alimentaria. Durante este tiempo se realizaron investigaciones alrededor de varios cultivos que abundan pero que la población hace poco uso de ello, dijo Aníbal Martínez, director de proyectos del CSUCA.

“Las universidades están investigando nuevas alternativas, como aprovechar mejor las fincas familiares, arreglos espaciales para tener una producción que puedan ser sostenibles para las familias”, dijo Martínez.

Al menos 10 investigaciones se han desarrollado, aseveró Martínez. Entre ellas la investigación conjunta entre el tecnológico de Costa Rica y la UNAN- León de Nicaragua sobre las propiedades nutricionales de la semilla de jícaro o del árbol de morro.

“Se logró determinar la extracción de leche del germen del morro, que es un árbol que se encuentra en toda la costa del Pacífico (Centroamérica) y parte del Atlántico que no es muy utilizado; la leche obtenida de la semilla tiene un alto valor nutritivo, además de otros productos que se pueden obtener de la masa del morro.

En la UNAN- León se apoya directamente a cooperativas de acuicultores en la investigación sobre la calidad de agua y la reproducción en laboratorio del pargo.

“Actualmente los organismos están tomando del medio natural, un alevín (pez de corta edad) de 15 cm y después lo engordan en las jaulas. Nosotros lo que queremos es que se les ofrezca a las personas que cultivan el pargo, un alevín producido en un laboratorio, y dejar de afectar el medio”, explicó Ariel Aguilar, profesor de la UNAN- León.

Apoyo

La universidad junto a otras organizaciones apoyan a cinco cooperativas de acuicultores, entre ellas una de mujeres que antes se dedicaban a recolectar conchas negras.
“Estamos hablando de unas 500 familias en esas zonas y estamos buscando otras comunidades en donde apoyar, en el estero de Salinas Grande hay sitios idóneos para el cultivo de pargos y se ha conversado con pescadores para beneficiar a otras 15 familias”, finalizó Aguilar.