•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vía que une a la carretera a Masaya con Managua, que va desde el Country Club hasta Sabana Grande, está lista. Fue inaugurada este fin de semana por las autoridades municipales y complementa una nueva ruta para llegar hasta la carretera Norte y Mayoreo sin tener que transitar por la congestionada carretera a Masaya. 

La obra también incluye un canal de 1.65 metros de profundidad para encauzar las corrientes de las aguas pluviales.

El proyecto se hizo por etapas e inició en el año 2012 únicamente con fondos municipales, pero fue suspendido. Luego se reinició en 2013 con fondos de la cooperación japonesa y de la Alcaldía, para hacer una vía de cuatro carriles a base de concreto hidráulico. Según el Plan de Inversión Anual Municipal 2014, solo para la primera etapa se invirtieron C$42 millones.

Esta última etapa de 462 metros fue inaugurada por la secretaria del Concejo Municipal, Reyna Rueda, quien indicó a medios oficialistas que en este mejoramiento vial la Alcaldía destinó C$12.3 millones. 

Según Rueda, con las obras de mejoramiento vial en Sabana Grande unas 35,000 personas están siendo beneficiadas.

Otro de los proyectos complementarios de la nueva ruta alterna fue el mejoramiento vial del tramo urbanización Ríos de Agua Viva-Sabana Grande, de 640 metros revestida con concreto hidráulico y espesor de 18 centímetros.

Esto incluye los componentes viales de derechos de vía y obras para el drenaje pluvial de la carretera alterna. Este segmento también cuenta con el aporte de la cooperación japonesa, con C$4.9 millones y una contraparte de C$6 millones de la municipalidad.

Habitantes del sector se mostraron satisfechos con la conclusión de las obras ya que ahora el llegar a Managua les toma alrededor de 15 minutos. Anteriormente lo hacían en una hora.

“En tiempos de invierno sacar a un enfermo al hospital era toda una odisea empezando porque entraba poco transporte, era carísimo y lento. Los camiones se pegaban a cada rato y si era en verano el polvo era insoportable”, recordó Johana Guevara, propietaria de una pulpería. 

El sector transporte es uno de los más beneficiados con este proyecto, reconoce David Mena, un conductor de mototaxi que viaja desde Sabana Grande hasta Esquipulas y el Mayoreo.

“Esto (la pista) está nítido. La moto se desgasta menos y por ende el mantenimiento es más duradero. Hemos notado que ahora que ya se acabó el lodo y los pegaderos la gente está saliendo más. Entran más taxis, buses y ya se nota que más gente pasa por aquí para no irse a Managua por la carretera a Masaya. Ahora esta zona es más dinámica en todos los sentidos”, comentó Mena.