•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 Julio Nicolás Sánchez, de 41 años, fue sentenciado a nueve años de presidio por haber matado a su hermano menor Omar Sánchez, de 40, el pasado 2 de julio en el barrio Oscar Turcios. El fallo estuvo a cargo de la jueza Damaris López, del Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia, quien hasta ayer leyó la sentencia dictada desde el pasado 18 de julio.

Valeria Miranda, viuda del occiso, llegó a los juzgados de Managua y se mostró inconforme con la pena, alegando que su cónyuge fue asesinado con saña. 

De la lectura de sentencia se desprende que el parricida admitió los hechos desde la audiencia inicial, por lo que no pasó por un juicio oral y público. Julio Sánchez estará en prisión hasta el 4 de julio de 2026. 

Intervino en pleito 

La viuda del fallecido relató que la noche del 2 de julio estaba acostada con su pareja Omar Sánchez en su habitación, en la casa ubicada en el barrio Oscar Turcios, donde también vivían el parricida con su pareja. “Llegó Julio discutiendo con su pareja. Posteriormente a las palabras, Julio se pasó a los golpes”, indicó Valeria Miranda. 

“Él (Julio) estaba golpeando a su compañera, delante de su hija, una niña de dos años,  que pegaba gritos por lo que veía. Entonces Omar me dijo que quería intervenir porque su hermano podía caer preso o meterse a problemas”, declaró Miranda, quien añadió que su pareja al final intervino y por ese motivo Julio le propinó varios golpes con un tubo, hasta dejarlo inconsciente. Omar falleció en un hospital de Managua debido a las serias lesiones que le dejó en la cabeza la agresión de su hermano.  

Miranda aseguró que no era la primera vez que su excuñado tenía ese tipo de arranques violentos y “regularmente maltrataba a su pareja y Omar le disgustaba eso, incluso hubo ocasiones en que Julio agredió a su propio papa”.