•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A más tardar la próxima semana podría ser el cierre del cruce por el 7 Sur, según los cálculos estimados por la municipalidad, para iniciar las obras del paso a desnivel que se construirá en esa área. 

Mientras tanto, la vía alterna a través del barrio Frawley, habilitado por la Alcaldía de Managua para mantener la circulación tras el cierre del 7 Sur, fue inaugurada el viernes por la secretaria del Concejo Municipal, Reyna Rueda. 

La rehabilitación fue la reconstrucción de toda la vía con pavimento, se construyeron cunetas y señalizaciones.

En total son 621 metros que mide el desvío, el cual inicia desde la entrada al barrio Frawley, ubicada a 400 metros al norte después de la entrada de la pista Suburbana. En este punto se gira al este para ingresar al barrio y a la segunda cuadra se tomará hacia el norte, hasta desembocar en la pista Juan Pablo II, en la esquina de la Superintendencia de Bancos.

Para quienes vienen desde Las Piedrecitas y van hacia la carretera vieja a León, tienen que ir por la misma vía desde Belmonte para entrar por la esquina de la Superintendencia de Bancos y se sigue hacia el sur hasta salir a la Panamericana Sur.

La situación tiene en ascuas a propietarios de los comercios que aún funcionan en la zona y viviendas en los alrededores, ya que la obra de mejora vial los afectará. En el caso de la gasolinera en la esquina este del cruce, desaparecerá por completo, mientras la ubicada en la esquina opuesta, perderá un segmento de su parte frontal y el área verde.

“Acá ya estamos listos, solo esperando saber cuándo cerramos la gasolinera. Ya se redujo inventario, se trasladaron cosas y funcionaremos hasta el último momento”, dijo uno de los empleados de la gasolinera, que solo se identificó como Carlos.

Explicó que el propietario ya llegó a un arreglo satisfactorio, y no podrá permanecer en el punto porque la rotonda y la ampliación se comerá en su totalidad la propiedad e incluso buena parte de la miniplacita comercial en la parte trasera de la gasolinera.

Juan Carlos Mercado, habitante del sector señaló que el cierre será pronto, pero será para mejorar.

“La gente se quejaba mucho por el tráfico en la zona. Nosotros somos los que tendremos que estar afectados por varios meses, pero así es esto”, dijo Mercado.

El pasado 8 de agosto, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, anunció que en 30 días se tenía planificado el cierre del cruce, para comenzar los movimientos de tierra para la construcción del paso a desnivel del 7 Sur, que durará siete meses.

Ariel Baltodano señaló que se preocupará cuando los trabajadores de empresas telefónicas y de energía eléctrica comiencen a desconectar los cables para reubicar los postes del tendido.

“No podrán trabajar mientras no quiten esos postes. De todos modos aún falta que se arreglen con algunas personas con el asunto de las indemnizaciones, no sé si cerrarán la próxima semana. Solo ellos sabrán lo que hacen”, comentó Baltodano.

Detalló que el proyecto estará finalizando en marzo del 2018, el cual junto al paso a desnivel de Las Piedrecitas, facilitará en gran medida el paso vehicular, que según sus estudios podía llegar a ser hasta de 50 minutos, en hora pico. Con la mejora se pretende reducir este lapso de tiempo a un máximo de 15 minutos.

Según la comuna capitalina, entre el proyecto de Las Piedrecitas y el 7 Sur, son 212 afectaciones y hasta inicios del mes se había concluido acuerdo con 170.