•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para movilizar entre 11,000 y 16,000 personas en el transporte urbano colectivo (TUC) en la Managua del 2040 se necesitará no solo la reorganización de las rutas, sino también la introducción de nuevos sistemas de transporte de mayor capacidad y calidad.

La propuesta es uno de los elementos imprescindibles del Plan Maestro para el Desarrollo Urbano de la ciudad de Managua, según explica el consultor de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA),  Koji Yamada, quien en su informe señala que dos áreas con mayor énfasis del plan son los temas de vialidad y la reorganización de rutas existentes del transporte público, interviniendo a través de un sistema de transporte masivo.

“Hemos identificado cuatro corredores, entre estos la pista Juan Pablo II, carretera Masaya, pista Solidaridad y carretera Panamericana. Cuatro líneas de transporte donde se considera instalar este tipo de sistema”, comentó Yamada, explicando que permitirá la movilidad de grandes cantidades de personas, sin la necesidad de usar muchas unidades de transporte público.

El especialista destacó que,  identificados los corredores de mayor demanda, se necesita la reestructuración del sistema de transporte para incrementar la frecuencia de unidades donde más se necesita. También se considera la movilidad en barrios de las unidades sencillas, pero en las pistas principales mencionadas se propone implementar las unidades de mayor capacidad y rapidez, entre estas el bus de tránsito rápido (BRT), el tránsito automatizado de guía (AGT) y el tren ligero (LRT).

El BRT puede ser de vagones, tendrá capacidad para mover 10,000 personas en una hora y funcionaría en el corredor de la pista Juan Pablo II. Los transportes en rieles AGT y LRT podrán tener capacidad para mover hasta 85,000 usuarios, y este último funcionaría sobre la carretera Masaya.

Según el estudio del JICA, las deficiencias en el actual servicio de transporte obliga a la población a buscar sus propios medios para movilizarse. Esto se registra con el incremento en el parque vehicular que anualmente sube en promedio en un 15%, según datos de la Dirección de Policía de Tránsito. 

Los japoneses consideran que con un transporte público de calidad, hará que más personas lo utilicen, lo que será una opción para reducir los gastos familiares, bajar la cantidad de vehículos sobre las pistas principales, movilizar a la población de forma ágil y con más eficiencia a mayor cantidad de usuarios. 

“Para una inversión de esta magnitud se necesita un estudio de factibilidad técnica, ambiental, financiera y legal para asegurar que tendremos un sistema adecuado a mediano y largo plazo”, indicó Yamada.

Según datos del 2016 del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), diariamente en la capital se movilizan 853,000 usuarios del transporte público.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, afirmó que se ha planeado una estrategia de corto, mediano y largo plazo y que tienen muy claro lo que se debe hacer y para esto necesitan una planificación eficiente. 

“Hemos visto los números del aumento del parque vehicular de Managua y cómo crece la demanda de transporte en la medida que la urbanización se extiende”, alegó Moreno, señalando que están en la planificación.

Gustavo Ortega, en representación del Instituto de Defensa de los Consumidores (Indec), señaló que el cambio es necesario, tomando en cuenta que con el cambio de unidades hace cinco años la cantidad de buses bajó de 1,240 unidades a 835, de las cuales actualmente el 30% está en mantenimiento o en mal estado mecánico, en una ciudad en crecimiento.

Por otra parte, se necesita mejorar el servicio, dar calidad y  mover a los usuarios de forma más efectiva y segura.

“El TUC de Managua necesita ordenarse y es el momento que se haga, porque el sistema actual no da abasto”, dijo Ortega.