•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como parte de la protección de la comunidad de Ciudad Belén ante el embate de las inundaciones, la municipalidad capitalina invierte C$30 millones en un proyecto que permitirá canalizar las aguas hasta el cauce El Borbollón.

El proyecto está denominado como “Obras de protección y drenaje pluvial de pista Larreynaga, tramo Belén a carretera Norte”, que consta de la construcción de canales y canaletas paralelas a la ampliación de pista Larreynaga, en la zona ubicada en la parte trasera del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, 

 Según el Plan de Inversión Anual de la Alcaldía de Managua, la inversión es de 30 millones para la construcción de un sistema de 3.4 kilómetros de largo. 

Actualmente la municipalidad trabaja en canaletas en la entrada norte de Belén, que captará las aguas que bajan desde Sabana Grande y llegan hasta la zona urbanizada, habitada por 10,000 personas. Estas canaletas llevarán las aguas hasta el cauce sin revestimiento El Borbollón que será ampliado.

Así mismo se construye un sistema de captación de aguas pluviales que las trasladará por debajo de la pista recién construida y también las canalizará hasta otra sección del cauce que desagua en el lago Xolotlán.

Según los trabajadores de la Alcaldía, esto evitará las anegaciones en Belén, pero también resguardará la pista del aeropuerto y la ampliación de Larreynaga, considerada como importante vía alterna de conexión entre carretera Masaya y carretera Norte, que está en desarrollo. 

“Esto ayudará a que el agua se drene con facilidad y será  evacuada sin mayor problema por el canal de drenaje, que en la zona de carretera Norte fue ampliado, junto con el puente vehicular de la Panamericana Norte”, dijo el obrero.

Detalló que hubo atrasos por las lluvias del invierno y la sección con una profundidad de aproximadamente 1 ½ metro, quedó totalmente inundada en mayo, lo que atrasó por más de un mes los trabajos, ya que el terreno donde se instalaba la tubería quedó lodoso, luego de tardar semanas para que el terreno absorbiera el agua.

“Usted sabe, no se puede construir un canal en terreno inestable, ya que esto podría afectar la calidad de la obra”, alegó el trabajador municipal, quien afirmó que la sección en que trabajan quedará al descubierto.