•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para los habitantes de Ciudad Sandino, la conocida calle principal quedará de una sola vía en todo su recorrido y solo para salida, partiendo desde la plaza Los Cabros hasta la carretera Nueva a León, mientras la denominada 15 calle noroeste, que está contigua, servirá únicamente para ingreso. 

La segunda vía fue recientemente habilitada y la semana pasada señalizada, como parte de las obras de mejora para reducir la aglomeración vehicular, en especial en hora pico. Con lo cual se pretende descongestionar la vía primaria que antes era de dos vías, en la salida de la carretera principal.

Esta vía de 426 metros inicia desde la carretera Nueva a León y sigue recto por dos cuadras hasta el tope y girar a la derecha para seguir hasta desembocar al complejo juvenil Los Cachorros.

Otros esfuerzos que se hacen es el de jerarquizar los sistemas de calles y caminos dentro del casco urbano, con las avenidas y carretera de acceso a la ciudad.  Esto  para dar importancia a las zonas urbanas que se conectan y derivan de ellas.

“Esta calle no tenía salida a la pista principal, pero ahora fue abierta. Hicieron ese pequeño  boulevard para que doblen los vehículos que vienen de la vía de Los Brasiles e ingresen a Ciudad Sandino. A ver cómo funciona esto, porque en horas pico es un caos”, dijo el habitante Francisco Valenzuela.

Valenzuela explicó que por la mañana y  tarde es que se arma el desorden. “La carretera Panamericana es de cuatro carriles, dos hacia el oeste y dos hacia el este, pero en hora pico este último se hace de tres carriles, los conductores con sus vehículos invaden la zona peatonal y es un riesgo en especial para los niños que van a sus colegios”, alegó Valenzuela.

Destacó que a las horas de mayor atasco hay agente de tránsito en los semáforos, pero no hay nadie que en la parte de atrás vea todas las violaciones a las leyes de tráfico que ocurren. 

“A no ser por la mañana o la tarde, el resto del día aquí no hay agentes policiales”, comentó Marlon Hernández, indicando que cuando se dan las aglomeraciones los vehículos, en especial la ruta Valle 172, para ahorrar tiempo dobla dos cuadras antes de los semáforos y sin medir el riesgo no baja la velocidad, sin importarles que está la escuela Esther Galiardy Espinella, con los estudiantes de primaria entrando. 

“Se han mandado cartas a la Alcaldía para que vean el problema y al menos pongan un policía acostado, ya que pueden matar a un niño o una niña, pero hasta el momento no hay respuesta”, aseguró Hernández, señalando que hace poco una camioneta atropelló a un niño de la cuadra.

Por otra parte, Osman Contreras consideró que desde ya ocurre un problema con el nuevo ingreso, y es que las rutas se detienen en su entrada, incluso obstruyen la pasada, por lo cual si la municipalidad no construye una bahía para los buses que van por la Panamericana, de oeste a este, la mejora no tendrá tanta efectividad.

“También hay que ver el problema que sobre la vía de salida siempre hay vehículos parqueados, dejando la vía de un solo carril, ya que el espacio vehicular está invadido”, alegó Contreras.

En el caso de Hilda Chávez, le parece bien que la nueva calle la hayan terminado, ya que pasaron aproximadamente dos años en obras para el pedacito que existe hoy.

“Aquí mi hija tiene una pulpería y tenemos otro negocio de venta de películas, y cuando estaban en construcción las ventas fueron muy bajas. Ahora nos estamos reponiendo. Hablan de otros proyectos, pero no sé más”, dijo la señora Chávez con 41 años de habitar la salida de Ciudad Sandino.

Entre los proyectos planteados por la municipalidad, además de las dos vías de un sentido, también está el traslado de los semáforos una cuadra hacia el oeste. Así también se moverá el paso peatonal que prácticamente no se usa, según los pobladores.

“Aquí en la pasada de sur a norte de la carretera, la gente prefiere esperar a que el semáforo se ponga en rojo para cruzar la calle”, dijo Olga Schmith, quien consideró que sería más útil si lo mueven hasta la nueva entrada.