•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Noé Dolores Álvarez se convirtió este martes en el tercer reo que en el transcurso del año 2017 es declarado no culpable del delito de homicidio, al determinar la autoridad judicial  que actuó en legítima defensa al matar de un garrotazo a Juan Pablo Medina Briceño.

Los otros absueltos por homicidio son Herald Montoya Velásquez, quien estranguló a su cuñado instantes después que éste mató a su  hermana y Jorge García Vargas, quien mató a un delincuente que ingresó a su casa.

El fallo de no culpabilidad dictado por la jueza Primero Distrito Penal de Juicio de la capital, Irma Laguna, absuelve a Noé Álvarez por la muerte de Juan Pablo Medina Briceño a quien mató de un garrotazo.

“Esta autoridad judicial considera que el procesado Noé Álvarez actuó en legítima defensa de su vida, porque lo hizo repeliendo una agresión ilegítima”, afirmó la jueza Irma Laguna al dictar su fallo.

Testigos claves

Para determinar que el acusado actuó en defensa de su propia vida la judicial tomó en cuenta el testimonio de los tres testigos presenciales, “quienes de manera coherente” relataron que Juan Pablo Medina inició la agresión injustificada contra Noé Álvarez. 

Los testigos presenciales también expresaron que el día de los hechos (17 de julio del 2017), Juan Pablo Medina antes intentó agredir a Mario Ortega, pero este tuvo la oportunidad de correr, no así Álvarez quien no tuvo más alternativa que repeler a su atacante con un palo de tigüilote.

Quienes presenciaron el hecho sangriento relataron que Juan Pablo Medina se abalanzó contra Álvarez armado de una lezna (punzón utilizado por los zapateros) con intenciones de clavársela en el cuello.

Los otros casos

El 28 de julio del 2017,  la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Indiana Gallardo, sobreseyó definitivamente a Herald Montoya Velásquez, de 19 años, quien asfixió a Norlan Máltez Pérez, quien a la medianoche del 30 de abril mató de 11 cuchilladas a Lucero Montoya, hermana del joven absuelto.

Este hecho con saldo de dos personas muertas ocurrió frente a la casa de Lucero Montoya, donde fue atacada por Herald Montoya cuando ella llegaba a su casa en el barrio La Fuente procedente de su trabajo en un salón de belleza.

El pasado 9 de septiembre la jueza Segundo Distrito Penal de Juicio, Adela Cardoza Bravo, también decretó la legítima defensa a favor del comerciante Jorge García Vargas, quien en diciembre del 2016 mató a un delincuente que ingresó a robar a su casa.

Este último caso cobró notoriedad pública porque inicialmente un jurado declaró culpable al comerciante del delito de homicidio y la Fiscalía pidió 15 años de prisión para Jorge García, lo que generó un movimiento a favor de éste en las redes sociales logrando la anulación del veredicto de culpabilidad.