•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el apoyo y asistencia del Gobierno, las familias del barrio “Cristiano Socialista y Solidario”, de  la comunidad El Marañonal, están superando el impacto que causó la inundación causada por la tormenta Nate la semana pasada, siendo una de las prioridades reducir el agua encharcada en las viviendas.

El miembro del Gabinete de Familia de Managua, Hugo Ordóñez Torres, señaló que el Gobierno está brindando la atención necesaria a las familias afectadas desde el jueves por la noche y posteriormente se harán las valoraciones necesarias para desarrollar un proyecto que dé una respuesta a la población durante el invierno.

Ordóñez argumentó que desgraciadamente en esta comunidad ubicada a 6.3 kilómetros de la entrada a Managua, sobre la carretera nueva a León, simplemente no se puede hacer un canal para drenar el agua, ya que según las valoraciones técnicas el material del terreno es arenoso y eso podría provocar desprendimientos o deslaves en los cerros. Por lo cual una opción es mejorar el nivel de las calles y se trabaja en un proyecto de canalización, pero pensando en un sistema que sea efectivo sin poner en riesgo a nadie.

“Hoy (el lunes) estuve en la comunidad y hemos logrado bajar las aguas. Desde un primer momento se instalaron bombas de extracción para esto y por cuestiones técnicas hay momentos que deben apagarse, pero mantenemos los esfuerzos para atender a todas estas personas”, alegó Ordóñez, señalando que hasta ayer solo había 1 y ½ cuadras con agua, luego que el domingo el agua anegaba aproximadamente una manzana de terreno. Hugo Ordóñez, miembro de Gabinete de la Familia.

Indicó que el jueves fueron cuatro manzanas las golpeadas por las corrientes que bajaron de la parte alta, en un terreno que es un embudo y como el camino de acceso quedó intransitable, se metió maquinaria para rehabilitarlo. Esta era una de las acciones urgentes para poder llevar el agua potable a las viviendas de la zona superior.

De interés: Nicaragua contiene enfermedades tras paso de Nate

“Sucede que en el barrio (llamado) Cristiano Socialista y Solidario habitan 1,138 personas en 378 viviendas. Quienes resultaron con mayor afectación, a un nivel A fueron 47 viviendas y en menor medida por anegamiento 33. A estas familias desde nuestro gobierno solidario,  en alianza con los gabinetes de la familia, se les atendió desde el jueves por la noche, persuadiéndolas que se trasladaran a lugares de mayor seguridad. Al siguiente día, se les dio acompañamiento con 80 paquetes alimenticios y 94 colchonetas. Desde el viernes por la mañana se, dispuso un equipo de bomba de succión para drenar el agua acumulada en 47 casas”, dijo Ordóñez.

Te interesa: Daños aún visibles en varios municipios

Indicó que en el momento se reunieron no menos de 500 personas, se evaluaron los daños y situación de las viviendas y se les dio prioridad a los más afectados.

“Estamos actuando para satisfacer las necesidades inmediatas de la población, en un segundo momento, a mediano y largo plazo, se hará un proyecto (para evitar las inundaciones). Ahorita solo se está resolviendo lo más inmediato. Recordemos que tenemos acá 35 letrinas anegadas y 12 sumideros. Aquí lo que se estudia desde la alcaldía es sellarlos para evitar que la salud de las familias no se afecte. Esto lo estamos haciendo con carácter de urgencia. También se está revisando a nivel presupuestario de la Alcaldía de Mateare un proyecto emergente para estas familias”, aseguró el miembro del Gabinete de Familia de Managua.

Alegó que se están garantizando mejoras para la comunidad con la reparación de calles.

“Desde la Alcaldía de Mateare, con el Plan de la Buena Esperanza, construido en consulta con la población, se tiene contemplado a mediano plazo un estudio para mejorar las condiciones de las familias que habitan en ese barrio, que es relativamente nuevo. Tiene cinco años y en los últimos dos años se ha incrementado la llegada de familias desde Managua”, comentó Ordóñez, agregando que están garantizando la salud  a través de un puesto médico a menos de un kilómetro.