•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los pobladores y conductores de caponeras y de mototaxis que trabajan en Ciudad Belén celebraron las obras de mejoras sobre el camino de tierra de esa comunidad hasta la salida de Zona Franca Industrial (ZFI); sin embargo, aseguraron que es necesario que se haga una carretera y están en espera del desarrollo de tres proyectos. 

Entre los proyectos están la fase final de la ampliación de pista Larreynaga, para lo cual se construirá un paso vehicular de 16 metros de longitud sobre el cauce El Borbollón, a un costo de C$12 millones, según el Plan de Inversión Anual de la Alcaldía de Managua, para luego trabajar la pista desde ese punto en la esquina sureste de la comunidad Belén, del distrito VII, hasta salir a la carretera Panamericana Norte. Mejorando la vía detrás el aeropuerto.

El segundo proyecto fue el presupuestado con C$12.2 millones en 2016, previsto a desarrollarse en 2017. Este consiste en la construcción de la carretera que conecta a la pista Larreynaga, frente a Ciudad Belén, con Sabana Grande. Aunque se hizo mediciones de terreno, hasta el momento ese camino de 370 metros de largo sigue siendo un dolor de cabeza para los conductores, en especial para la cooperativa de la ruta 163, que es la única que llega y transporta hasta el otro lado de la ciudad a los pobladores de esa zona. Un grupo de caponeras también hace la ruta, pero llega hasta Sabana Grande.

invierten en sistema de drenaje para Ciudad Belén

Según el poblador Alfredo Quintana, el mayor problema es que por esa vía de tierra corren las aguas jabonosas que  bajan desde Sabana Grande, que carece de un sistema de aguas negras. La corriente arrastra sedimentos, a lo cual se unen las aguas pluviales en invierno, que terminan de romper y deteriorar toda la calle.

Una propuesta del estudio de la cooperación internacional del Japón, en el Plan Maestro de Modernización Urbana de Managua, es la construcción de la vía Ciudad Belén-ZFI, de 2.6 kilómetros de largo. El proyecto está en espera de ser introducido en los próximos planes de mejoramiento vial, para su aprobación y respectivo presupuesto.

“Es un cruce importante. Es nuestro recorrido. Nosotros sacamos a la gente de Ciudad Belén hasta la Zona Franca, pero también se mueven carros de Villa Sol, Santa Helena, también camiones de empresas, cabezales con rastras y buses de recorrido de Masaya a ZFI, además transporte de personal y estudiantes de la Universidad Nacional Agraria”, relató Manuel Antonio Centeno, quien labora con su caponera en la comunidad.

Señaló que la ruta que ellos frecuentan es partiendo de Ciudad Belén, pasando por la parte trasera del aeropuerto, hasta llegar al mercadito de ZFI. A diario 52 caponeros transportan a por lo menos 100 personas por vehículo. Es una zona habitada por 10,000 personas.

Recientemente la maquinaria municipal inició labores de mejora del camino en la parte sur del aeropuerto internacional Augusto C. Sandino. Además de raspar y cubrir los baches, ampliaron el ancho de la vía de tierra.

Centeno consideró que está muy bueno que se repare el camino, pero necesitan una vía de pavimento o adoquín.

Carlos Alberto Espinosa Pérez señaló que las reparaciones del camino se hacen cada seis meses y no duran mucho porque solo pasan la pala, por lo cual el continuo cruce de vehículos pesados y las lluvias vuelven a  deteriorarlo.

“Estamos aburridos de las piedras, el fango y los hoyos. Se quiebra la dirección, la arruinan pronto las llantas y en más de una ocasión hemos tenido accidentes, que pueden costar hasta C$3,000 y eso es pérdida”, dijo Espinoza, señalando que han salido golpeados porque cuando llueve no ven los baches. 

Destacó que con una carretera algunos están dispuestos a invertir en las mototaxis, denominadas “transformers”, que son semicubiertas y más cómodas, con lo cual podrían brindar un mejor servicio.

El conductor de caponera José López consideró que es bueno que reparen dos veces al año, pero se necesita mejorar los accesos, porque los pobladores de Ciudad Belén lo necesitan.