•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pecar de confiado casi lleva a la ruina económica a Guillermo Chávez Fonseca, de 72 años, propietario del restaurante El Guapinol, según la acusación que por estafa presentó la Fiscalía contra Cristina Avendaño García.

Cristina Avendaño, contratada como contadora externa del restaurante El Guapinol, valiéndose de la confianza que le brindó la víctima presuntamente se apoderó ilegítimamente de C$242,258.16, según la Fiscalía.

La estafa agravada quedó al descubierto a mediados del año 2016, cuando Guillermo Chávez comenzó a recibir avisos de cobro por parte de la Dirección General de Ingresos y la Alcaldía de Managua por incumplimiento de pago de impuestos.

Los atrasos en el pago de las obligaciones tributarias se originaron porque Cristina Avendaño, a quien le fue encomendada esa labor, no hacía los depósitos correspondientes, se asegura en la acusación fiscal.

La Fiscalía respalda su acusación contra Cristina Avendaño con los 22 cheques extendidos a nombre de la procesada que ella cambió  en el período enero del 2015-marzo del 2016.

Este miércoles, al final de la primera audiencia de juicio, la defensa de la excontadora externa del restaurante El Guapinol consultó con el representante de la Fiscalía si es un posible un acuerdo con la parte víctima.

Ante la posibilidad de un acuerdo que ponga fin al juicio de manera anticipada, la víctima dijo que aceptaría un eventual arreglo con su exempleada, pero bajo la condición de que le pague de una sola vez el monto de lo presuntamente estafado, más gastos en los que ha incurrido.