•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El policía encubierto llamado “código uno” encabeza la plantilla de 38 testigos que la Fiscalía presentará en el juicio contra tres de los seis presuntos  miembros del grupo delictivo conocido como “Los Chapeadores”.

Entre los 38 testigos también aparecen las víctimas de los ocho robos que el Ministerio Público les atribuye a Juan Gabriel Fuentes Hernández, Luis Zelaya Ortega y Emerson Salinas González. Este último exmiembro de la Selección Nacional de Futbol Sub-21.

El ente acusador podrá aportar como prueba contra los tres acusados los reconocimientos que de ellos hicieron en la Policía las víctimas de los robos, entre ellos una mujer a quien le dispararon  cuando les perseguía en su vehículo.

El juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales, quien ratificó la prisión preventiva para los tres acusados, estableció como fecha probable de juicio el próximo 6 de diciembre.

Al ratificar el arresto preventivo para los tres indiciados el juez de garantía explicó que no han variado las razones por las cuales un juez suplente les impuso esa medida en una audiencia preliminar. 

A petición del abogado José Miguel Páramo, defensor del futbolista Emerson Salinas González, el judicial ordenó que la Federación Nacional de Futbol emita una constancia donde se indique si el 3 de agosto del año en curso el deportista estaba participando en un juego de futbol.

Esta petición es porque en esa fecha, según las investigaciones policiales, Emerson Salinas habría participado en uno de los ocho robos que le atribuye la Fiscalía al acusado, explicó su abogado defensor.

Antes de dictar el auto de remisión a juicio de los tres indiciados, el judicial desestimó la petición hecha por los abogados defensores —José Miguel Páramo y Harlem Huete—, quienes pidieron el sobreseimiento definitivo para sus representados sobre la base de que sus clientes no participaron en los hechos acusados.

Los tres presuntos miembros de la banda “Los Chapeadores” enfrentan cargos por robo agravado en las modalidades de robo con fuerza, violencia e intimidación, además de crimen organizado, tentativa de homicidio y portación ilegal de armas.