•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Managua no es una ciudad sustentable a criterio de algunos expertos: carece de espacios adecuados para la movilización de los peatones y también de ciclovías. Se prioriza además la circulación del transporte privado, lo que provoca atascos y que en ocasiones algunas zonas sean intransitables. 

Para los arquitectos Josie Torres y Leandro Moreno, de Biociudadanía Nicaragua, una organización que promueve el uso de bicicleta como medio de transporte cotidiano, para que la ciudad sea amigable se deben tomar en cuenta los elementos de la pirámide de la movilidad urbana sustentable.

 “Esta pirámide coloca al peatón en primer lugar, al ciclista en segundo lugar, al transporte público en tercer lugar, luego el transporte de carga y por último los autos y las motocicletas, pero en Managua ocurre todo al revés y por eso tenemos muchos problemas”, aseguró Moreno. 

Ana Francis Ortiz Oviedo, arquitecta y coordinadora de investigación desarrollo e innovación de la facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) destacó que los ciclovías son importantes para una ciudad actual porque reducirían el consumo de combustible, la contaminación y se tendría una ciudad más segura, donde el ciudadano pueda circular en un transporte alternativo.

No obstante, sostiene que “no solo se debe pensar en los ciclistas, también se debe pensar en el peatón porque Managua es una ciudad donde no se puede caminar de forma continua. Hay otras ciudades como León y Granada donde podemos circular, caminar grandes extensiones”, refirió la coordinadora de investigación de la UNI.

Ortiz insistió que así como se piensa en la utilización de espacios para el tránsito de bicicletas, se deben planear también áreas arborizadas para peatones en Managua porque es una ciudad tropical, calurosa y se necesita caminar bajo la sombra. 

La coordinadora de la UNI considera que la construcción de las ciclovías no es complicada porque prácticamente se basa en normas internacionales, hay medidas estándares, hay señalización estándar, igual que la señalización vial convencional, señalización horizontal y vertical. 

Ortiz enfatizó en la necesidad de sensibilizar a la población y de la educación vial.

De acuerdo a estadísticas oficiales, en 2016 en Managua se registró 29,569 accidentes de tránsito, 320 peatones resultaron lesionados y 71 perdieron la vida, mientras que 429 ciclistas resultaron lesionados y 23 fallecieron. 

No hay ciclovías

Rodrigo Rodríguez, de Bicicletada Managua, otra organización que también promueve el uso de la bicicleta como transporte alternativo, aseguró que Managua puede tener ciclovías porque es una ciudad que presta todas las condiciones.

“Se construyó una ciclovía de 3 kilómetros en el centro histórico de la ciudad, pero con fines recreativos no para tránsito de ciclistas, y nosotros necesitamos movilizarnos a diferentes puntos de la capital”, enfatizó Rodríguez. 

Cabe destacar que esta organización no tiene registro de cuántos ciclistas pueden haber en la ciudad, pero mencionó que trabajan en un perfil que les permitirá cuantificar ese dato porque ni la Policía ni otra institución tiene ese registro.

Factibilidad en la capital

Torres y Moreno coinciden en que Managua nunca estuvo construida para aplicar la pirámide sustentable porque la ciudad era controlable, tenía su cuadrícula, pero después del terremoto hubo un descontrol, se fragmentó y no hubo respeto por el uso del suelo, entonces empezó a crecer desordenadamente.

“Nosotros apostamos a hacer una especie de acupuntura, hacer proyectos puntuales, porque no se trata de hacer solo ciclovías nada más, se trata de crear una cultura de respeto en las calles para los peatones y ciclistas, por eso estamos organizados para hacer debates, que abonen a un cambio en el sistema”, dijo Torres.

Moreno hizo referencia al caso de Medellín en Colombia, una ciudad que ha sido transformada.

“Para mí sobre todo cultura, la cultura del respeto, pensar que somos una especie y si yo hago algo debo preguntarme en qué medida afecto al vecino, a mi entorno y si pienso que voy a construir algo solo para mí, que me dé confort, estoy frito”, indicó Moreno.

A finales del 2016 se conoció que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) la Alcaldía y el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua pretendían construir 49 kilómetros de ciclovías desde los municipios de Ciudad Sandino y Tipitapa, cuyo costo era de 2.8 millones de dólares, pero se desconoce los avances de esa iniciativa.