•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La visión de un sistema de transporte ordenado operando en Managua, así como la perspectiva de una ciudad que potencialice y regule el uso de suelo a través de la distribución de centros industriales y habitacionales fue compartida recientemente a estudiantes y docentes de ingeniería civil del país.

Lo anterior forma parte del Plan Maestro para el Desarrollo Urbano del Municipio de Managua, el cual fue presentado por la arquitecta Karen Bonilla durante la conferencia inaugural del IX Congreso Nacional de Ingeniería Civil.

Durante la presentación del mismo, Bonilla mencionó que uno de los retos que enfrentará la capital en los próximos años está relacionado a que de cara al año 2040, debido a que habrá un incremento considerable en la Población Económicamente Activa (PEA).

“Nosotros hicimos encuestas a 10,000 hogares en el municipio de Managua y en el municipio de Ciudad Sandino, esto fue parte del esfuerzo metodológico del diagnóstico del Plan Maestro y aplicamos también diez tipos de encuestas de tráfico para poder conocer el comportamiento y la movilidad y aquí el resultado es que vamos a tener un crecimiento de la Población Económicamente Activa, y que ese factor va a incidir en la dinámica y desarrollo de nuestra ciudad”, dijo Bonilla.

De acuerdo con cifras compartidas por la funcionaria pública, en el año 2016 la PEA de Managua estaba calculada en 826,705 personas (incluyendo los que desplazan), pero para el año 2040 la cifra se incrementará a 1,303,426 personas, según proyecciones del gobierno municipal. Bonilla señaló además que el mayor crecimiento se experimentará en el sector terciario (comercio y servicios).

“Nuestra dinámica económica está más concentrada en el sector terciario y va a tener un crecimiento que en función de esto nosotros planificamos la ciudad del 2040”, mencionó Bonilla.

Componentes del Plan

De acuerdo con lo expuesto por Bonilla, la planificación para lo que será la nueva Managua pasa por la regulación del transporte público, desarrollo de infraestructura, la gestión de riesgo y el desarrollo de capacidades institucionales.

Como parte del ordenamiento territorial en el plan se ha establecido la creación de cuatro subcentros de la capital, destacando como el más importante el centro histórico, al norte de Managua.

Lo complementan el subcentro occidental, en el área del Centro Cívico y 7 Sur; subcentro oriental, en el extremo este de la capital que contiene bodegas, Zona Franca Industria y el aeropuerto.

Y finalmente está diseñado un subcentro urbano metropolitano, que  se ubicaría en la zona comercial de Metrocentro.

Con respecto al transporte público se contempla la creación de ejes viales estructurales masivos que conecten con estos subcentros viniendo de sur a norte (desde Ticuantepe, carretera hacia Masaya y al centro histórico, el segundo anillo vial lo integrará la pista Juan Pablo II que cuyas obras de ampliación iniciarán en 2018, como tercer eje vial se contempla el tramo comprendido entre la pista suburbana desde la Carretera Sur hasta la Carretera Norte, y un cuarto anillo vial que sería la carretera de circunvalación que se extendería desde la zona de Ticomo pasando por Ticuantepe y extendiéndose hasta Carretera Norte detrás del aeropuerto, que se convierta en un corredor ecológico para la ciudad.

“Hacia el sur de ese corredor ecológico vamos a evitar la construcción porque es una zona que requiere conservación ambiental, es una zona que tiene un valor ambiental muy importante y que requiere recargarse a través del acuífero”, señaló Bonilla.