•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Otro segmento de unos 100 metros se unió a la pista alterna a carretera a Masaya, en construcción desde el 2014.

La obra volvió a cobrar vida en junio de este año. Cuando reanudaron labores se finalizó un segmento de carril  pendiente, trabajaron en los bordes de protección en la vía, se avanzó en las obras de ciclovía y últimamente se construyeron canaletas para el drenaje.

Por otra parte se finalizó el segmento frente a la urbanización La Toscana.

Sin embargo, en una reciente visita por la zona se pudo observar que nuevamente las labores fueron suspendidas en la construcción de la vía.
Según los pobladores del barrio Las Enramadas, hicieron con piedra cantera la pared de protección y tardaron para hacer la carretera hasta el frente de la entrada del barrio, “y si se fija, aún falta ese pedacito”, alegó Gemina Calero.

Según el poblador Luis Potoy, por ese pedacito todavía no hay unión.

“Son apenas como 30 o 40 metros y siempre está la dificultad de cruzar”, comentó Potoy.

Hasta el momento, el único movimiento de la obra está en la construcción de las bases donde serán instalados los postes para la iluminación de la pista.

El segmento Las Enramadas – Country Club contempla 1.40 kilómetros de vía.