•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya está casi lista  la construcción de los tramos para la venta de pólvora. Los propietarios tienen las expectativas de iniciar actividades a más tardar el 10 de noviembre, según el presidente nacional de los comerciantes de pólvora, José Valladares Briceño, quien celebró que el año pasado no hubo ningún incidente lamentable, gracias al trabajo preventivo y de seguridad.

“Ya las autoridades brindaron la capacitación para 580 personas solo de Managua. En el caso de Ciudad Sandino y San Rafael de Sur, ellos hacen su capacitación por aparte”, dijo Balladares, señalando que estar preparados ante cualquier incidente es bueno, pero prevenir cualquier situación es lo mejor.

El presidente de los vendedores de pólvora comentó que el último accidente grave ocurrió en 2013 en Matagalpa, cuando un incendio se propagó en ocho tramos de pólvora y resultó una persona fallecida; mientras en Managua ya no recuerda el último accidente.

“En los tramos de pólvora se capacita  y mantenemos las las recomendaciones necesarias para evitar cualquier problema”, expresó Balladares, indicando que el año pasado hubo una situación que no pasó a mayores, cuando una piedra que sostenía una hoja de zinc cayó sobre una caja de cachinflines y estos se activaron, pero no hubo pérdidas ya que en el tramo se actuó con mucha celeridad y de forma acertada.

Uno de los últimos accidentes graves relacionados con pólvora ocurrió en 2015, sin embargo no fue en los tramos, sino por el mal manejo del producto explosivo en la Alcaldía de Nagarote, en el departamento de León.

Balladares señaló que la pólvora es manejable siempre y cuando se sepa manipular, tanto en el almacenaje, el transporte como en los puestos de ventas. Destacó que  la  mayor venta de pólvora es en celebración a la Virgen María, la Navidad y Año Nuevo.