•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En menos de una semana la comuna capitalina calcula que 70 mil personas han visitado el nuevo Estadio Nacional de Beisbol Dennis Martínez, el cual para funcionar durante las actividades deportivas necesita no menos de 700 personas para atender a los visitantes. 

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, destacó que el nuevo estadio es un reto en todos los sentidos, desde el carácter técnico, pasando por la atención al público, hasta el mantenimiento.

“Hasta el momento hemos tenido cinco llenos, incluyendo la inauguración, o sea que un poco más de 70 mil personas han pasado por el estadio. Eso impone un ritmo de atención muy alto para los aficionados”, dijo Moreno. 

El estadio cuenta con 170 plazas permanentes y a la hora de un partido necesita como mínimo 780 personas para funcionar.

“Los miembros del movimiento deportivo Alexis Argüello han estado haciendo un esfuerzo extraordinario, ya que de manera voluntaria colaboran con 300 personas que ayudan a ubicar en sus butacas a los visitantes. Hemos estado trabajando con un personal de 1 mil, aparte de los concesionarios, que son unas 200 personas”, comentó Moreno.

Indicó que actualmente trabajan en la conclusión de detalles técnicos, lo cual consideró normal. En estos momentos atienden esos inconvenientes.

“Hemos tenido inconvenientes menores. El más notorio y significativo fue el apagón de las luminarias, algo que era imponderable. Esa noche trabajábamos con la planta de emergencia, pero hubo una ligera interrupción y se cortó la iluminación en una parte importante del estadio, lo cual se restableció en 15 minutos”, dijo Moreno, alegando que incidentes similares han ocurrido en eventos internacionales, considerando normal que ocurra alguna falla, esto a pesar que en varias ocasiones el sistema se mantuvo en funcionamiento tratando de prever cualquier inconveniente.

El funcionario de la comuna capitalina explicó que por un tema de seguridad las luminarias no pueden ser encendidas inmediatamente, así que se necesita un tiempo prudencial para activarlo. 

A partir del pasado lunes, el estadio comenzó a alimentarse de energía comercial y el funcionamiento fue normal.

Entre los elementos pendientes a terminar está el Salón de la Fama,  el cual consideran que estará habilitado para diciembre.