•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades de la Alcaldía de Managua consideran que para diciembre podrían estar finalizando obras en el paso a desnivel Las Piedrecitas, donde actualmente llevan un 38% de avance en las obras, con 11 de las 13 columnas terminadas, mientras el paso del 7 Sur se cerrará posiblemente en tres o cuatro semanas.

“Mucho de lo hecho no se ve, pero nos referimos al (sistema)  agua, drenaje, saneamiento, comunicaciones, electricidad. Este paso tiene trece apoyos, de los cuales 11 están terminados y dos que en los próximos diez días estarán concluidos todos, esperando la superestructura. Le llamamos así a la estructura de acero que une a los apoyos y sobre la cual va la rampa de rodamiento de los vehículos”, dijo el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, durante la supervisión de obras de los pasos a desnivel. 

Las estructuras, a las que se refirió Moreno, no se construyen en Nicaragua. Mencionó que una parte está en camino mientras las otras están en proceso. Se calcula que entre seis y ocho semanas a más tardar estarán acá. Una vez que estén en Managua, solo se colocarán, de apoyo a apoyo, y entonces se podrá ver de manera más clara la forma de la estructura.

El proyecto consta de dos puentes y cada una de las rampas se entrelazan entre sí. El primero que está en construcción es el de Las Piedrecitas. El paso a desnivel del 7 Sur se pretende iniciar antes que finalice este año. 

Tres de las rampas en el paso de Las Piedrecitas  ya son visibles. Una está prácticamente terminada y las obras con un 60% de avance. Hay una cuarta que aún no se inicia por la necesidad de hacer cambios de tubería de agua potable, para evitar complicaciones futuras.

El avance hasta ayer era del 38% y en la entrada de Las Piedrecitas hay desvíos en la circulación. El funcionario indicó que la meta es finalizar el primer paso a finales de diciembre, un reto que aún consideran posible, sin embargo, en medio de las obras de gran magnitud siempre pueden ocurrir inconvenientes que deberán irse solucionando.

“Este punto es sumamente importante para todos los que accesan por este importante corredor vial. En ese eje confluye la nueva carretera a León, la vieja carretera a León, y  la carretera Sur. Tres pistas esenciales que se había venido convirtiendo en uno de los cuellos de botella más complejos de Managua”, comentó Moreno.

Con el avance del proyecto, a  finales de noviembre podría estar cerrado el paso del 7 Sur, donde a diario transitan 55 mil vehículos. Moreno detalló que ha trabajado en acuciosos estudios del terreno en la zona del 7 Sur, por la geomorfología del mismo, siendo las bases uno de los elementos más importantes para un puente. 

“A la hora que se construye un puente, uno de los elementos más esenciales tiene que ver con la dinámica de los suelos y todavía estamos precisando algunos temas que tienen que ver con lo que los especialistas denominan geotectónica, que tiene que ver con el tipo de suelo y el tipo de estrato. El impacto que tienen esos elementos con una obra como esta es sumamente importante en los costos del proyecto y en los tiempos del proyecto. Puntos que no han permitido que despunte la obra que tiene un período de ejecución de cinco a seis meses, esperamos empezar la obra en dos o tres semanas”, explicó Moreno.

Actualmente ya tiene un noventa por ciento del terreno listo, sin embargo, aún se hacen ajustes sobre el volumen del despeje y los costos respectivos. 

“Vamos a hacer el cierre cuando sea necesario hacerlo, pero por ahora no queremos afectar el tráfico si no es necesario”, dijo Moreno. El vicealcalde Enrique Armas señaló que esto es parte de los cambios que se realizan para la nueva Managua.

La obra llegó a tener hasta 500 personas laborando, en especial cuando se trabajó en el armado del acero, pero esa fase ya finalizó. En la actualidad hay 250 obreros, ya que la cifra varía según las necesidades del proyecto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus