•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha suspendido a 13 abogados en el transcurso del 2017 por hacer aparecer a difuntos firmando documetos públicos.

La suspensión de los letrados fue dada a conocer por el magistrado de la CSJ Gerardo Arce Castaño durante un acto de toma de promesa de ley a testigos de nuevos abogados, según publicó la  institución judicial en su página web.

En su alocución, el magistrado del supremo tribunal expresó que hay abogados que en actos notariales (escrituras) han hecho aparecer a difuntos, vendiendo, trasladando  o adjudicando bienes a terceros.

El magistrado Gerardo Arce, quien calificó de “inescrupulosos” a los abogados que han hecho aparecer a difuntos firmando documentos legales, dijo que en la mayoría de los casos los letrados sancionados han usado el nombre de una persona difunta  para vender un bien sin que obviamente el deudo se dé cuenta.

Dos años por usurpar título 

Mientras tanto, en el Juzgado Octavo Local Penal de Managua, fue sentenciado a dos años de prisión y el pago de 200 días multa que equivalen a 10,828,  Freddy Fidel Bravo Gómez por los delitos de uso ejercicio ilegal de profesión (de abogado) y usurpación de título. En la sentencia condenatoria dictada por la jueza Octavo Local Penal de la capital, Karen Chavarría, se señala que el falso abogado terminará de cumplir su condena el 4 de septiembre del año 2019. La responsabilidad penal de Freddy Bravo fue decretada por la judicial después que el reo admitió su culpabilidad en el inicio del juicio.  La razón por los cual Freddy Bravo fue sentenciado, es que el 11 de septiembre del año 2012 ofreció servicios jurídicos a Henry González Ocón para legalizarle una propiedad en Nagarote, León.

Tercera condena

En Noviembre del 2016, Freddy Bravo aceptó en otro juzgado de la capital haber falsificado la firma del Procurador General de la República, Hernán Estrada, para estafar a las madres de tres reos presos en el Sistema Penitenciario en León.

En ese entonces, el falso abogado  se declaró culpable de los delitos de uso de falso documento y ejercicio indebido de la profesión de abogado. Esta es la tercera vez que Freddy Bravo, quien también fue señalado de falsificar la firma del superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, es condenado por ejercicio ilegal de profesión y uso de falso documento.