•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por supuestamente abusar sexualmente a la hija de 14 años, de su trabajadora, un sujeto fue acusado en los juzgados de Managua. 

Durante una audiencia preeliminar efectuada ayer,  la juez  Henryette  Casco, a cargo del Quinto Juzgado Especializado en Violencia, aceptó la acusación por abuso sexual y lesiones sicológicas en contra de Víctor Manuel Vílchez.

La judicial dictó la medida de prisión preventiva para el ciudadano, quien durante la audiencia, parecía sorprendido al escuchar que estará en las celdas de una estación de policía hasta el 6 de noviembre, cuando se hará la audiencia inicial. 

El fiscal de Ministerio Público manifestó que en esta etapa presentarán las pruebas que incriminan al acusado, entre ellas una valoración sicológica. Detallaron que evidencia de lesiones físicas no hay, pero sí contarán con el testimonio de la víctima. 

La juez Casco explicó que por la figura de empleador o jefe del acusado sobre la mamá de la víctima, este tiene un grado de superioridad lo que podría ser utilizado para influir en los testigos, además porque también hubo amenazas de muerte de por medio. 

El acusado salió esposado de la sala y con expresión de preocupación. La denuncia por la cual ahora está preso fue hecha por la madre de la víctima el 20 de octubre, casi un mes después de los hechos, pero fue capturado el pasado 25 de octubre. 

Los hechos

De acuerdo con la relación de los hechos del Ministerio Público, el abuso sexual ocurrieró el pasado 17 de septiembre de este año. El acusado es dueño de un bar en la comarca Las Jagüitas, en Managua. La mamá de la víctima trabajaba como ayudante para él, y ese día el señalado le pidió que le permitiera a su hija de 14 años ir a realizar limpieza en su negocio. 

Según la relación de los hechos, Vílchez llegó con la menor a las 7:15 de la noche al bar ubicado en el lugar antes mencionado y posteriormente le dijo que le iba a dar 200 córdobas para que se dejara besar.

Sin embargo, ella no accedió y el acusado presuntamente la besó a la fuerza. Después señalan que el hombre le tocó los seños y la sujetó del cabello para seguir besándola en la boca.  Finalmente, el acusado le  manifestó que si le decía algo a su mamá, la mataría a las dos, indica la acusación. 

Violencia sicológica

En otro caso, la juez Casco mandó a presión preventiva al sujeto Erick Pablo Mendoza, tras aceptar la acusación por violencia sicológica en su contra. Según el Ministerio Público, Mendoza ejercía desde inicio de 2017 violencia sicológica en contra de su pareja. Los hechos ocurrieron en el municipio de Ticuantepe, cuando la mujer estaba en su centro de trabajo, que es una tortillería. 

La descripción de los hechos indica que después de tres años de relación entre la pareja que convivía en la casa de la víctima, el acusado la llevó a vivir a Ticuantepe, donde presuntamente empezó la opresión. Según los señalamientos, por la cual el hombre fue llevado a los juzgados fue el 25 de octubre, la víctima estaba en su casa y Erick Pablo Mendoza llegó a gritarle ofensas delante de los hijos que procrearon. Después de las palabras, supuestamente el hombre pasó a los golpes y hasta la amenazó con un cuchillo que le puso en el cuello.  La audiencia inicial para este caso será 6 de noviembre en la sala 4.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus